Obsesión por la comida en perros: ¿a qué se debe?

Teckel comiendo.

La obsesión por la comida es muy común entre los perros, y sus consecuencias pueden ser fatales: obesidad, ansiedad, agresividad… En casos así sólo los dueños podemos buscar una solución, y ésta dependerá del origen del problema. En este sentido, son muchos los motivos que pueden dar lugar a esta clase de comportamiento.

El apetito voraz en un can puede deberse a varios factores, entre los que destaca el sedentarismo. Al igual que ocurre con las personas, el animal necesita realizar ejercicio físico moderado para evitar la frustración. De no ser así, se sentirá aburrido y desmotivado, por lo que la comida le resultará un buen método para lograr satisfacción.


Es necesario también que mantengamos un horario de comida determinado, pues si damos de comer a nuestra mascota cada día a una hora diferente acabaremos confundiéndola y dañando su organismo. Asimismo, si permitimos que “picotee” de vez en cuando, el animal creerá que puede comer en cualquier momento. También nos ayudará repartir su ración de pienso diaria en dos o tres dosis, en lugar de dársela toda de una vez.

Otro buen recurso es ofrecer al perro siempre el mismo pienso, hasta que su obsesión por la comida haya desaparecido. Y es que los sabores nuevos pueden fortalecer aún más su apetito, haciendo que su ansiedad crezca. De hecho, si la obsesión es muy grave, será mejor que no dejemos que el can pase mucho tiempo en la cocina, ya que el olor de los alimentos aumenta su deseo de comer.

Aunque antes de seguir todas estas pautas, es necesario que llevemos al perro al veterinario, ya que algunas enfermedades pueden ocasionar este aumento desmedido del apetito. Por ejemplo, los niveles bajos de tiroides conllevan este problema, que con el tiempo puede derivar en una grave obsesión por la comida. También es importante descartar otras enfermedades que impiden a su organismo procesar los alimentos correctamente.


Categorías

Adiestramiento

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario