Primeros auxilios para perros: principales consejos

Golden Reteriever con un botiquín.

Al igual que ocurre entre los seres humanos, en ocasiones nuestras mascotas necesitan ser atendidas urgentemente ante algún accidente o grave imprevisto. Por ello los expertos recomiendan que aprendamos algunas nociones básicas de primeros auxilios, con el fin de minimizar los daños que haya sufrido nuestro perro e incluso salvarle la vida. En este artículo describimos algunas de ellas, muy diferentes dependiendo de la situación.

En primer lugar, es fundamental mantener la calma. Los perros detectan nuestro estado de ánimo, pudiendo alterarse fácilmente y empeorando con ello el problema. Debemos actuar con serenidad, aunque acudiendo a un centro veterinario cuanto antes. También es conveniente disponer de un botiquín con utensilios especiales, como tijeras, gomas elásticas, vendas, algodón, un antiséptico, pinzas, guantes de goma estériles, agua oxigenada y esparadrapo, entre otros.


Usaremos unos u otros dependiendo de cada caso. Si se trata, por ejemplo, de una quemadura leve, podemos lavar la zona con agua y aplicar después una solución tópica especial, tapándola después con una venda. Jamás hay que vendar la quemadura sin aplicar antes el producto, pues sería contraproducente. Si la piel se inflama y aparece líquido subcutáneo, tenemos que acudir rápidamente al veterinario.

Por otro lado, tal y como hemos comentado en alguna ocasión, los perros son muy susceptibles a las altas temperaturas, por lo que conviene saber cómo actuar frente a un golpe de calor. En este caso, tenemos que hacer que el animal respire aire fresco y bajar su temperatura corporal con baños de agua no demasiado fría. Si está consciente, debemos animarle a beber. También será necesaria la intervención de un especialista lo antes posible.

En cuanto a la asfixia, es muy común por ingestión de objetos extraños. Si no es posible extraer dicho objeto abriendo la boca del animal y tirando de su lengua hacia afuera, habrá que levantar sus patas traseras, de manera que el perro tosa y el objeto caiga por sí mismo. Hay que mantener al animal de esta postura (sin levantarle nunca del suelo) y tratar de tranquilizarle para que respire pausadamente, para que aquello que obstruye las vías salga expulsado.

Desde Mundo Perros siempre aconsejamos pasear al can con correa para evitar accidentes como los atropellos. De darse el caso, tendremos que llevarle inmediatamente al veterinario, pero trasladándolo con mucho cuidado, moviéndole lo menos posible y apoyándole sobre una superficie plana. Si alguna extremidad resulta fracturada, habrá que asegurarse de no realizar movimientos bruscos con ella. Y si existe hemorragia, trataremos de detenerla aplicando presión con una prenda de ropa o un trapo.

Éstas son normas muy básicas de primeros auxilios, que en casos de extrema gravedad resultan insuficientes. Afortunadamente, en la mayor parte de centros especializados se imparten talleres y cursos relacionados con esta temática, para que podamos formarnos bien y ayudar a nuestras mascotas cuando más lo necesitan.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario