¿Sufre mi Perro de cólicos?

Perro adulto enfermo de cólicos

Al igual que los bebés, los perros son  muy susceptibles a los cólicos o dolores abdominales causados por la acumulación de gases en el estómago, ya que los cólicos, afectan sobre todo a los perros más jóvenes y aunque muchas personas consideran que no se le debe prestar demasiada atención, es importante que sea tratado lo antes posible, ya que de lo contrario podría resultar peligroso para la salud y la vida de nuestro amiguito.

Pero ¿qué es el cólico canino?

Los cólicos en los perros son dolorosos

La colitis o cólico es una inflamación del intestino grueso o de varios puntos, donde los animales que sufren de esta enfermedad con frecuencia evacuan pequeñas cantidades de heces que pueden incluso contener sangre o moco. Además, a menudo se sienten agotados y sin aire, resultándoles incómodo el poder defecar.

Algunos perros muestran síntomas de colitis leve, mientras que otros pueden verse afectados más severamente por esta enfermedad e incluso hay perros que son más propensos a sufrir de colitis con regularidad.

Artículo relacionado:
Colitis en el perro: causas y tratamiento

Una buena dieta y un tratamiento antiinflamatorio adecuado contribuirán en gran medida a reducir la inflamación y prevenir que la colitis se repita, ya que los perros que sufren de esta enfermedad a menudo necesitan anti-inflamatorios, al menos al comienzo de esta, ya que estos medicamentos reducen rápidamente la inflamación y mejora los signos clínicos.

Tipos de cólicos en perros

Cólicos agudos

En la mayoría de los casos de colitis o cólico agudo, el perro enferma de repente y muchas veces las razones pueden darse por condiciones tales como un clima insoportable, ya que los perros son muy sensibles al calor, por lo tanto estar expuestos a condiciones de calor insoportables por lo general los hace enfermar y sufrir de este tipo de cólico.

La enfermedad también puede ser causada por parásitos tales como gusanos, que circulan sobre el sistema del perro a causa de que este haya podido comer de la basura comida podrida, pero no solo eso, sino también puede darse porque el perro viva en condiciones insalubres.

El cólico agudo en los perros por lo general se cura con un tratamiento corto con medicamentos y que hayan sido prescritos por el veterinario.

Durante este tiempo, el perro debe ser alimentado con alimentos fáciles de digerir. Sin embargo, se debe evitar en la medida de lo posible la carne cruda, siendo la carne hervida con un poco de aceite en crudo una alternativa adecuada.

Cólico crónico

Este incidente se produce cuando el perro sufre de cólicos durante varias semanas o meses, ya que los síntomas vuelven a aparecer y pueden ser cada vez más graves. Otra razón para la intermitencia constante de los cólicos podría deberse a simples alergias de alimentos para perros, que tienen que ver con los productos químicos e ingredientes artificiales en los alimentos.

Así que hay que andar con mucho ojo cuando la colitis o el cólico ya son crónicos, puesto que esta enfermedad puede volverse mortal para el can.

Cólico ulceroso

Este tipo de cólico es también conocido como la colitis del «Bóxer» porque esta raza de perros, el Bóxer, son muy propensos a ella.

La colitis ulcerosa hace que nuestra mascota sufra de una gran cantidad de dolor y sangrado durante la defecación, ya que se cree que los perros que sufren de esta enfermedad, tienen bajo el sistema inmunitario contra las bacterias en el colon, lo que conduce a esta grave situación.

Los perros con esta enfermedad comienzan a mostrar signos a partir de los 2 años y estos síntomas se van agravando con la edad.

Los perros afectados con colitis ulcerosa no responden bien a los fármacos anti-inflamatorios convencionales tales como el metronidazol o la tilosina sulfasalazina, cada uno de los cuales ha demostrado tener excelentes resultados en cólicos normales en los perros, aunque la enrofloxacina es uno de los pocos antibióticos que muestra mejoras inmediatas la condición de los perros.

Este antibiótico es el más eficaz a la hora de matar las bacterias negativas que son las causantes principales de los cólicos.

¿Cuáles son las causas de los cólicos en perros?

Los cambios en la dieta pueden provocar cólicos a los perros

Los cólicos son causados principalmente por el tipo de alimentación que le damos a nuestra mascota, es decir, si estas alimentando incorrectamente a tu animal con productos en mal estado o en descomposición, con basura, con productos que puedan estar contaminados con pesticidas o sustancias tóxicas o venenosas puede generarse este molesto dolor abdominal.

De igual manera, el cólico también puede producirse debido a infecciones de carácter viral o bacteriano.

Cambios en la dieta

Un cambio brusco en la dieta de la comida de tu perro puede causar un ataque de diarrea o cólico, ya que el tracto digestivo del perro se ajusta mucho peor a estos cambios que el tracto digestivo de las personas.

Esta denominada diarrea de «adaptación» es común en los cachorros que están aún sin destetar o que sufren de un repentino cambio en su dieta a la llegada de su nuevo hogar, ya que cualquier cambio significativo en la alimentación de tu perro o cachorro debe hacerse de forma gradual.

Esta transición de alimentos se realiza durante más de una semana y se trata de mezclar el alimento nuevo con el viejo para disminuir gradualmente la cantidad de la misma a favor de la nueva comida, ya que la flora intestinal de tu perro se adaptará a la nueva comida rápidamente y sin sufrir de ningún tipo de diarrea.

Comer en exceso

Si tu perro come demasiado o si come alimentos no digeribles (restos de comida, huesos, leche, etc.), tiene mucho más riesgo desarrollar diarrea, siendo este el caso típico de la leche de vaca, ya que la leche de vaca no es adecuada para y mucho menos cachorros, ya que carece de un tipo de enzima llamada lactasa, que es la que permite digerir bien los alimentos.

Pasa lo mismo con los alimentos con almidón, como las patatas poco hechas, ya que el almidón fermenta en los intestinos debido a que el perro no puede digerirlos bien, causando el tan temido cólico.

Aparte, los alimentos que contienen proteínas de calidad pobre, también causan diarrea por una mala digestión causada por este tipo de proteínas, siendo este también el caso de los alimentos industriales de muy mala calidad y realizados con cartílago y hueso.

Artículo relacionado:
¿Cómo elegir un buen pienso para los perros?

Parásitos

Los parásitos que habitan dentro del tracto gastrointestinal son los factores de irritación de la mucosa gastrointestinal, ya que estos pueden causar cólicos graves, especialmente cuando existen muchos de esos parásitos.

Por los tanto, es importante que tu mascota tome regularmente un antiparásito interno para evitar estos trastornos digestivos, pudiéndolo tomar cada mes si es un cachorro y cada 3 o 6 meses (primavera y otoño) ,cuando el perro se encuentra en su etapa adulta.

Las causas infecciosas

Algunos virus tales como el rotavirus, parvovirus, coronavirus y bacterias tales como Salmonella y/o Campylobacter son los responsables de los trastornos digestivos, pero tenemos que decir que para alguno de los casos expuestos anteriormente existen vacunas muy eficaces, como es el caso del parvovirus o el moquillo.

En otros casos, no hay prevención contra estas enfermedades víricas o bacterianas, así que tenemos que tener mucho cuidado, ya que en invierno y a menudo suele haber episodios de cólicos en perros.

Causas tóxicas

Las toxinas que causan los cólicos son numerosas, ya que algunas plantas contienen irritantes para el tracto digestivo, como el látex y el laurel ficus.

¿Cuáles son los síntomas de cólicos en los perros?

Si te estas preguntando cómo darte cuenta de si tu mascota sufre un cólico abdominal debes prestarle mucha atención al comportamiento de este. Si lo notas decaído, inapetente, con malestar o dolor en el momento en que le tocas la zona abdominal, es importante que lo lleves cuanto antes al veterinario, para que sea este quien verifique si realmente es un cólico o si se trata de otra enfermedad.

El especialista y para diagnosticar la enfermedad, realizará un examen cuidadoso que puede incluir no solo una revisión física, sino también muestras de sangre, de orina y hasta un perfil bioquímico.

Los síntomas digestivos

  • Las heces se presentan con más frecuencia o son más grandes y tienen a menudo un efecto suave o líquido que llama la atención.
  • En algunos casos, el perro también representa vómitos y a esto se le conoce como
  • El vientre del perro pueda emite ruidos anormales e incluso puede sonar como un gorgoteo.
  • A menudo, el animal también tiene espasmos digestivos (cólicos) y puede tener el vientre duro.

Los síntomas generales

Estos no siempre están presentes porque dependen de la causa del cólico del can, aunque en algunos casos tu mascota puede tener fiebre y encontrarse cansado.

Un perro con diarrea severa a menudo se niega a comer, tendiendo a beber mucho, lo cual puede empeorar aún más si cabe la enfermedad con vómitos.

Si el cólico es de mucha importancia y tiene una duración de varios días, tu perro puede estar deshidratado, algo que pasa con frecuencia en el caso de los cachorros con diarrea severa.

El tratamiento del cólico

Un veterinario te dirá cómo tratar a tu perro

La medida principal que hay que tomar es poner al perro a dieta de 24 a 48 horas después de observar la enfermedad, ya que hacer esto deja a la mucosa intestinal «en reposo».

El perro también debe beber agua, pero en pequeñas cantidades.

La reanudación del suministro de alimentos se tiene que realizar poco a poco y tiene que ser dándole alimentos digeribles como el pollo y zanahorias cocidas. Estos alimentos se deben dar en varias comidas pequeñas repartidas en el día.

Tan pronto como el perro empiece a realizar más heces sólidas se puede volver a introducir su dieta normal gradualmente.

Tratamiento médico

Dependiendo de la gravedad y la causa de la diarrea, tu veterinario prescribirá a tu perro diferentes tipos de medicamentos:

  • Medicamentos de uso tópico: A este tipo de medicamentos se les llama apósitos intestinales. Se administran por vía oral y se distribuirán por tola la pared del tracto digestivo para así absorber las toxinas bacterianas.
  • Reguladores de tránsito: Estos sólo son útiles cuando la diarrea es tan grave como para evitar que el animal continúe teniendo una diarrea abundante.
  • Antibióticos: No siempre son útiles, al menos que el perro tenga síntomas sistémicos significativos o en caso de que sufra de un cólico bacteriano, que de ser así, los antisépticos intestinales serán prescritos por el veterinario.
  • Rehidratación: Esto es completamente necesario en la diarrea aguda grave, especialmente en los cachorros. La rehidratación se puede hacer por vía oral pero en casos graves, se requiere de una transfusión.

Las causas de la diarrea son muchas y el tratamiento dependerá de los signos clínicos observados por tu veterinario y por la gravedad.

Remedios naturales para perros con cólico

Para curar el cólico (solamente en casos recurrentes, especialmente crónicos), es importante que tu perro se someta a un examen físico para que las causas subyacentes puedan ser identificadas y tratadas.

Sin embargo, los remedios naturales como hierbas se pueden utilizar para aliviar los síntomas incómodos de cólico.

Hierbas para aliviar el cólico

Las hierbas que son carminativas (es decir, las hierbas que relajan los músculos del estómago y alivian los gases intestinales) son útiles para eliminar el exceso de gas y detener la flatulencia en perros. Estas son algunas de las hierbas carminativas que pueden fácilmente y con seguridad ayudar a tu perro:

  • Manzanilla
  • Hinojo
  • Eneldo
  • Jengibre
  • Tomillo
  • Menta

Hierbas para la inflamación

Si el cólico de tu perro parece ser causado por la inflamación, las siguientes hierbas son muy útiles:

  • El olmo resbaladizo
  • Raíz de malvavisco

Estas hierbas tienen propiedades anti-inflamatorias y mucilaginosas, siendo muy eficaces en la reducción de inflamaciones en el interior y en el cuerpo, aparte de ser calmantes, de lubricar y de crear una barrera de protección entre las membranas mucosas, tales como revestimientos y sustancias de estómago e intestinales que contribuyen a la irritación.

Hierbas para las úlceras

Si sospechas que el cólico de tu perro es causado por una úlcera, estas hierbas le vendrán muy bien:

  • Regaliz
  • Olmo resbaladizo
  • Aloe vera

El regaliz estimula el crecimiento celular, ayuda a proteger las paredes del estómago y alivia las úlceras.

El olmo resbaladizo calma, lubrica y protege las paredes del estómago y el tracto digestivo y el jugo del aloe vera previene las náuseas y ayuda a las úlceras a curarse más rápidamente.

Hierbas para las infecciones

Si algún tipo de infección bacteriana, fúngica o infección parasitaria es parte de la causa subyacente de los cólicos de tu perro, la raíz del regaliz te será muy útil.

Cómo prevenir que mi perro tenga cólicos

Cuida de tu perro para que se recupere pronto de los cólicos

Ahora que conoces todo lo relacionado con el cólico en los perros, sabemos que no es una situación por la que te gustaría que tu mascota pasara. Por eso, en lugar de tratar el problema, ¿por qué no pensar en evitarlo? De hecho, hay muchos consejos que puedes aplicar al día a día y que sirven para prevenir los cólicos. No quiere decir que siguiendo todas estas recomendaciones tu perro no vaya a tenerlos, pero sí es más complicado que los padezca.

Entre los consejos están:

Cuida su alimentación

Antiguamente, los perros se alimentaban de las sobras de las casas, o incluso de las sobras de las carnicerías, ya que muchos dueños compraban lo que los carniceros iban a tirar para cocerlo y echárselo a sus perros. Lo que quiere decir que, principalmente, comían carne.

Sin embargo, cuando comenzó a salir el pienso para perro, aunque había muchos reacios a que una bolita sustituyera un buen bol de carne, poco a poco se fue cambiando la alimentación de los animales, y esto provocó un cambio.

Ahora bien, en el mercado existen una gran variedad de piensos de distintos precios. Y aunque parezca que todos son iguales, no es así. De hecho, según los propios expertos, un pienso que no le deje satisfecho al perro, que no le dé brillo en su pelaje, y que no se vea activo, no es un buen pienso. Además, una mala alimentación puede provocar que tu perro se enferme. Y aquí es donde entran los cólicos en los perros.

Y es que, un alimento que no es adecuado, que no tiene todos los nutrientes y le proporcione una alimentación de calidad y equilibrada, provocaría una mayor incidencia de cólicos, así como de otras enfermedades.

Cuidado con el cambio de pienso

Esto es algo habitual. Te quedas sin pienso, o te queda poco, y has visto una oferta y te lanzas a por ella. Acabas el pienso de siempre y le pones el otro. Y no come.

Primero, a la hora de cambiarle la dieta a tu mascota, has de ir haciéndolo lentamente. El motivo es que, cuando hay un cambio repentino en su dieta, su sistema digestivo no lo tolera, y además puede provocar que no coma hasta que no vuelvas a darle de lo que está acostumbrado.

Así que, si vas a cambiar de marca, lo mejor es que dediques entre 2 y 4 semanas a ese cambio para que el perro se acostumbre y tampoco genere problemas de cólicos o rechazos.

No le des comida de tu mesa

Estamos acostumbrados a que, cuando sobra algo de comida, o desechamos alimentos, los perros están ahí para ser una basurilla andante. Lo que quiere decir que se lo comen. Para ellos es como una golosina porque no es algo habitual y tiene un sabor, textura, etc. diferente a lo que comen siempre.

Pero no es lo adecuado, sobre todo si tienes un perro propenso a sufrir cólicos. Ahora bien, tampoco te voy a decir que prohíbas cualquier tipo de alimento o desecho. Por ejemplo, una loncha de jamón york no le va a hacer daño; pero un muslo de pollo a medio comer, con su hueso y todo, sí (porque además puede provocarle una hernia anal y tener que operarlo de urgencia porque no puede evacuar).

En general, los alimentos que comemos no son adecuados para el estómago de un perro. Las especias, sal, azúcar… son perjudiciales, de ahí que se deba cuidar mucho el darle otro tipo de alimentos que pueden dañar su sistema digestivo y, con ello, provocar problemas.

Agua siempre fresca y disponible

Los perros suelen beber mucha agua. Es la forma que tienen de hidratarse, pero también lo hacen como una ayuda cuando tienen problemas de estómago. Por eso, es importante que el agua siempre esté disponible y que sea fresca y limpia para evitar, entre otros problemas, posibles parásitos que entren en su estómago y lo enfermen.

Enseña a tu perro a no comer nada fuera de casa

Sacas a tu perro y este acaba acercándose a alguien que le da una «chuche», o peor aún, ve algo tirado y se lo come. Es lo peor que puede hacer, pero tiene solución: enseñarle a que no se come fuera de casa, y menos del suelo o de extraños.

Hay muchos cólicos que tu perro sufrirá y que, por más que intentes evitarlos, no vas a poder. El estar en contacto con otros perros, beber agua en sitios que no son adecuados, etc. puede influir en que ocurran.

Pero si adiestras a tu mascota para que no se coma nada de basura, alimentos tirados en la calle, o que no acepte comida de nadie, ayudará a prevenir esos problemas.

Revisiones periódicas con tu veterinario

Tendemos a que, si un perro está bien, no llevarlo al veterinario. Hasta que no se ve que está enfermo, no se acude. Y eso es un problema. Igual que nosotros usamos los médicos para valorar nuestro estado de salud, también es recomendable que hagamos lo mismo con los perros.

No quiere decir que tengas que llevarlo a menudo, pero sí se recomienda una visita anual y, en caso de que haya problemas, o que pasen los años, estas visitas se hagan cada seis meses. De esa manera, el profesional puede detectar a tiempo algunas situaciones por las que pasará y poner remedio antes de que estas sean peores.

Razas de perros propensas a problemas digestivos: cólicos, torsiones…

Existen muchas razas de perros que pueden sufrir de cólicos. De hecho, aunque se piensa que son los perros de raza pequeña los que tienen más problemas digestivos (por ser más delicados), lo cierto es que no es así. Por ejemplo, el Bóxer, es uno de los perros que tiene mayor probabilidad de sufrir un cólico ulceroso. Por su parte, un Pastor Alemán, un Gran Danés, o incluso un San Bernardo, también tienen problemas digestivos, como cólicos o torsión de estómago.

En general las razas de perros grandes y las pequeñas son las que más problemas digestivos pueden dar. No solo cólicos, sino otros problemas más leves, o más graves.


6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   carolina florez dijo

    me ha sido de gran ayuda por que mi perrito sufre de colicos constantes, me sugirieron tomarle una muestra de sangre …… tal como dice seguire sus consejos

  2.   Linda Escobar dijo

    Necesito ayuda mi perro tiene 28 días de nacida y tiene colico estomacal. Que le doy. El veterinario la observó el 1er día y dice que ya todo paso. Pero aún sigue con cólicos y se lamenta mucho. La volví ablle ve al veterinario y dice que la tengo consentida. Que hago.

  3.   pilar dijo

    Hola: Mi perra es una golden de 11 años recien cumplidos y hace un mes comenzó con unos ataques con espasmos, tiene buena analitica pero estos últimos dias se han acrecentado, me han dicho que parece que tiene alguna piedra en intestino delgado. Le han nandado medicación para colicos biliares, pero los ataques le han producido algo de ceguera y aturdimiento. Cuando le dab la barriga se le pone durisima, que puedo hacer mas.

  4.   Rossy dijo

    Hola una oinsulta mi perrito es chitzu y desde ayer veo q se revuelca de dolor del estómago. Y veo como que tira de patadas y empieza a correr aque se debe y por mimentos frita su osico

  5.   MascotaPerro dijo

    Hola mi perrito tiene dos dias con dolores y ha estado vomitando mucho, que puede tener?

  6.   Ana paula dijo

    Mi perra maltes ayer tuvo 4 cachorros 2 de ellos murieron nacieron prematuros y una esta con colicos al parecer porque se pone dura y llora y no se que hacer