Cómo cepillar los dientes del perro

Perro con cepillo de dientes

Imagen – Naiaonline.org

Los dientes de los perros han de mantenerse lo más limpios y sanos posibles durante toda la vida de los animales. Sin ellos, estos maravillosos peludos tendrían muchos problemas para masticar e incluso para jugar, y aunque se les podría dar comida húmeda, la realidad es que sin los dientes nada volverá a ser lo mismo.

Para que les duren lo máximo posible, es muy importante que los acostumbremos cuanto antes a la rutina de la limpieza de su boca, de modo que te vamos a explicar cómo cepillar los dientes del perro.

¿Qué necesito para cepillar los dientes de mi perro?

Antes de pedirle al perro que venga a nosotros, es importante preparar todo aquello que vamos a necesitar, que es:

  • Un espacio tranquilo: tiene que ser una habitación en la que no vaya a pasar nadie que pueda molestaros.
  • Pasta de dientes para perros: no hay que usar aquella que sea para humanos, ya que es tóxica para el peludo.
  • Cepillo de dientes para perros, con cerdas intermediarias
  • Paciencia: no puede faltar. El perro puede sentirse un poco nervioso, pero si estamos calmados, seguro que nos será fácil controlarlo.

¿Cómo cepillarle los dientes?

Ahora que los tenemos todo, procedamos a limpiarle los dientes:

  1. Primero que todo, nos limpiaremos bien las manos.
  2. Después, llamaremos al perro y le enseñaremos tanto el cepillo como la pasta. Hay que dejar que se familiarice con su olor y con su tacto.
  3. Luego, nos pondremos un poco de pasta en el dedo índice para posteriormente deslizarlo por la superficie de los dientes y de las encías. Repetimos varias veces.
  4. A continuación, limpiamos el cepillo con agua y le ponemos un poco de pasta.
  5. Ahora, se lo pasamos por los colmillos, haciendo movimientos verticales y teniéndolo en ángula hacia la línea de la encía.
  6. Posteriormente, cepillaremos los dientes posteriores y los incisivos.
  7. Por último, le daremos un premio por su buen comportamiento.

Para que le resulte más fácil acostumbrarse, es muy recomendable ir poco a poco y gradualmente. Por ejemplo, una semana le limpiaremos sólo los colmillos, a la semana siguiente le cepillaremos también los dientes posteriores, y finalmente, a la tercera semana se los limpiaremos todos, cada día.

Perro feliz

Así, los dientes del peludo estarán sanos y fuertes.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *