Cómo cuidar los callos en los codos de mi perro

Cachorro tumbado

Los humanos solemos tener durezas y callosidades, las cuales resultan muy molestas. Lamentablemente, también nuestros perros pueden tenerlas y, aunque en un principio no suponen un problema grave, sí que es conveniente ir revisándolas de tanto en cuando. Así, si vemos que su estado empeora, podremos actuar lo antes posible.

Por esto, en Mundo Perros te vamos a explicar cómo cuidar los callos en los codos de mi perro. No te lo pierdas.

Los callos en los perros, al igual que los que podemos tener nosotros, aparecen cuando una determinada zona está en constante presión. Ya sea por el peso excesivo del peludo, o porque roza con superficies que son muy duras, como por ejemplo la tierra. Cuando aparecen en los codos del perro, éste experimenta muchas molestias, especialmente si es un animal al que le gusta mucho tomar el sol en el jardín o jugar en el parque.

Como comentábamos al principio, normalmente no suponen un problema grave, pero en algunos casos pueden convertirse en heridas que causan sangrado e infecciones que deben ser tratadas por un médico veterinario.

Perro marrón tumbado

Para cuidar de sus codos y prevenir/tratarlos lo que podemos hacer es untarles un poco de gel de Aloe vera, natural, directamente extraído de la planta. Mantendrá hidratada la zona y la protegerá de los posibles microbios. Bajo ningún concepto le tenemos que dar medicamentos o cremas para humanos, ya que podrían ser tóxicos para él. En caso de duda, consultaremos siempre con un profesional.

Aún así, ningún tratamiento servirá si no mejoramos la superficie en la que el perro descansa. Por ejemplo, podemos ponerle un colchón en la zona donde pasa más tiempo, o colocar la caseta donde esté el césped. Cuanto menos roce haya con superficies duras, mejor será para los codos del peludo.

Y tú, ¿cómo cuidas los codos de tu amigo? 🙂

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *