Cómo educar a mi perro para que no tire de la correa

Personas paseando a un perro

Cuando se convive con un perro una de las cosas que más apetece hacer es salir a dar una vuelta con nuestro mejor amigo peludo y disfrutar del paseo, sin tirones. Conseguir esto no es difícil, sobretodo si se trata de un cachorro, pero sí que puede llevar tiempo.

Así, si quieres disfrutar con tu can, a continuación te vamos a decir cómo educar a mi perro para que no tire de la correa. Ya verás como poco a poco lo vas logrando.

¿Qué usas para llevarlo a pasear?

Durante muchos años se le ha puesto una correa enganchada al collar para salir a dar una vuelta. Es una manera de tener al perro controlado en todo momento, pero no es muy adecuada. Te diré por qué: si tienes un perro que tira de la correa, si reaccionas dándole tú un tirón toda la fuerza la va a recibir su cuello, de modo que el animal podría acabar sufriendo lesiones importantes en esta parte de su cuerpo, e incluso, en situaciones graves, asfixiarse.

¿Qué ocurre entonces? Tu perro y tú vais paseando. Pasa un perro, el tuyo tira de la correa porque quiere acercarse y saludarle. Tú le tiras, porque no quieres que se mueva de tu lado. Tu peludo acabará asociando el tirón (estímulo negativo) con los otros perros (estímulo que debería ser positivo). Pero además de eso, si llega sufrir daños, podría incluso cogerle miedo a la correa, o a ti.

Por lo tanto, siempre es mejor utilizar, por supuesto una correa, pero larga, de unos dos metros, y un arnés. Es probable que hayas leído en más de un sitio que los arneses hacen tirar más al perro. Eso no es verdad. El arnés cuida mejor del cuerpo de tu amigo, ya que en el caso de que tú le tires, la fuerza la va a recibir el pecho del animal, que es una región mucho más fuerte que el cuello. Si es un perro que tira, puedes comprar el arnés sense-ible o el halti.

¿Cómo evitar que mi perro tire de la correa?

Con estas dos herramientas y con golosinas para canes, enseñar a pasear al perro correctamente es muy sencillo, ya que sólo debes de darle un premio cada pocos pasos, por ejemplo, cada dos metros. Si ves que se acerca otro animal, anticípate a la reacción de tu amigo: ve dándole varios premios hasta que lo hayáis pasado. En el caso de que ladre, detente y espera diez segundos; si en ese tiempo no ha ladrado, dale de nuevo una golosina.

También es muy importante que los paseos sean divertidos. Debes de aprovechar ese tiempo que tenéis para estar juntos al máximo. Por ello, es muy aconsejable que de tanto en cuando te pares y le des caricias, no por ningún motivo en especial, sino simplemente porque te apetece hacerlo. Si vives en un pueblo donde hay zonas para poder soltar a los perros con seguridad, llévalo ahí para que tenga contacto con otros de su especie y haga amigos.

Pasear al perro con arnés

Tú podrás aprovechar para conocer a aquellos vecinos a los que les gusten estos animales, y quién sabe, podrás hacer amigos nuevos también.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *