Cómo evitar que mi perro muerda

Labrador y persona

De vez en cuando los medios de comunicación recogen titulares que nos muestran una realidad incómoda: los perros siguen mordiendo a las personas. Al leer esas noticias muchas personas enseguida le echan a la culpa a los peludos, no en vano, son ellos los que han causado daños. Al hacerlo, están cometiendo un error muy grave, ya que los canes sólo atacan cuando se sienten amenazados.

Si tuviéramos esto en cuenta, probablemente empezaríamos a ver a estos animales como lo que realmente son: unos amigos y compañeros ideales para cualquiera, que necesitan que les enseñemos una serie de cosas para poder convivir en sociedad, del mismo modo que hacen los padres con sus hijos. Así pues, sepamos cómo evitar que mi perro muerda.

Socialízalo adecuadamente

El perro, entre los 2 y los 3 meses, pasa por un periodo en el que debe de tener contacto con otros perros, gatos, y personas de todo tipo para que el día de mañana se sienta cómodo con ellos. Por ello, enseguida que le pongan la primera vacuna es muy importante sacarlo a pasear -siempre por zonas limpias- para que pueda relacionarse con los otros animales.

Déjale convivir contigo

Los canes que se pasan el día en el jardín o patio son animales que no tardan en sentirse frustrados, tremendamente aburridos y deprimidos. Además, si la familia no pasa nada de tiempo con ellos al final lo que va a ocurrir es que, en cuanto menos nos lo esperemos, muerda. Para evitarlo, es conveniente dejar que pasen a formar parte de la familia, de lo contrario lo ideal será no tener perro.

Enseña a los niños a respetar al perro

Si tienes hijos, o a tu casa van niños, es conveniente enseñarles a respetar las necesidades del perro. Asimismo, se les tiene que decir que hay una serie de cosas que no pueden hacerle, como tirarle de la cola o meterle los dedos en los ojos. Cada uno de ellos (sea el perro, o sean los niños), necesita que su espacio personal sea respetado y para ello no hay que dejarlos solos en ningún momento.

Llévalo a castrar

El perro que ha sido castrado, es decir, que se le han extirpado las glándulas reproductoras, es un peludo que tenderá a ser mucho más tranquilo que el que está ”entero”, ya que será mucho menos territorial y más afectuoso.

Precioso pastor alemán adulto

Con estos consejos, seguro que tu amigo no morderá.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *