Cómo hacer que mi perro adelgace

Golden Retriever con sobrepeso

Tanto el exceso como la falta de peso causa muchos problemas a los animales, tengan dos piernas o cuatro patas. Aunque nuestro perro nos muestre esa mirada de cachorrito cada vez que estamos comiendo algo que él cree que le va a encantar, es muy importante que nos contengamos y no le demos lo que para él es un tentempié.

Y es que si nos acostumbramos a darle todo lo que nos pida, al final acabaremos conviviendo con un peludo obeso que necesitará ayuda para volver a recuperar su peso ideal. Si ya estás en esta situación y te gustaría saber cómo hacer que mi perro adelgace, a continuación te vamos a dar una serie de consejos para que tu peludo recupere su salud.

Para conseguir que un perro adelgace es necesario hacer cambios en la alimentación y en su rutina diaria. Vamos a hablar primero de la alimentación. Hoy en día es fácil encontrar a la venta ”piensos light”, pero ¿son realmente recomendables? Bueno, hay quien opinará que sí al tener menos cantidad de grasa, pero al leer la etiqueta de los ingredientes muchas veces encontramos que lleva almidón de maíz, subproductos (¿de qué?), cebada, y muy poca cantidad de carne.

El perro es un animal carnívoro, lo que significa que debe de comer carne. No subproductos, ni mucho menos cereales, sino carne y un poco de verduras. Por lo tanto, si tenemos un can en casa, tenga o no sobrepeso, le tenemos que dar un pienso que sea de muy buena calidad, ya que así conseguiremos varias cosas:

  • Pelo brillante y sano
  • Dientes blancos y fuertes
  • Mayor energía
  • Mejora del estado del ánimo

Además, podremos ahorrar, ya que necesitará menos cantidad de comida para saciarse. Esta cantidad vendrá especificada en el saco de pienso, aunque si tenemos dudas consultaremos con un veterinario.

Perro corriendo por la playa

Aunque sólo haciendo pequeños cambios en la alimentación no lograremos mucho a menos que nos llevemos a nuestro amigo a hacer ejercicio. Dependiendo del grado de obesidad que tenga, podremos pedirle que se esfuerce más o menos. Así, si por ejemplo es un animal al que le cuesta caminar bien, empezaremos por dedicar tiempo en casa y en el jardín a jugar. Cuando ya se sienta mejor, pasaremos a llevárnoslo de paseo por la playa o por el parque.

Y finalmente, cuando vaya recuperando su forma física, podremos pedirle algo más: que corra (o que camine a buen ritmo). Que vaya en busca de su pelota favorita y nos la traiga, o que haga una carrera con nosotros.

Con paciencia y constancia, lograremos que nuestro peludo recupere su salud.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *