Cómo tratar a un perro con miedo

Perro miedoso

El perro es un animal muy sensible, que necesita mucha compañía y cariño para que pueda ser realmente feliz. Sin embargo, a veces puede caer en muy malas manos, las cuales en vez de cuidarlo lo que hacen es maltratarlo y haciéndole sentir miedo. De este sentimiento luego pueden surgir las conductas agresivas, que no convertirán al can es un peludo agresivo ni violento, sino que continuará siendo un perro asustado.

Si has adoptado a uno que, por mucho que lo has intentado, no has conseguido que se sienta bien del todo, no dejes de leer este artículo ya que te explicaremos cómo tratar a un perro con miedo.

Descubre cuál es el origen de su miedo

Esto te puede ayudar mucho a ayudarlo. Si es un perro que ha sido maltratado, puede tener miedo a los palos de escoba o de fregona, a los movimientos bruscos, a los gritos, a los otros perros… Si es adoptado, puedes preguntar a la Protectora o al refugio de animales a ver si saben algo; aunque a medida que vayas conviviendo con él te será fácil averiguar qué es lo que le provoca ese sentimiento de malestar.

Conoce las señales corporales del miedo

¿Cómo actúa un perro miedoso? Depende. Lo más común es que se agache, se meta la cola entre las patas, y tenga las orejas hacia atrás, pero ojo, que si se utilizó como perro de pelea, o si ha tenido una mala experiencia con otros perros, puede actuar de un modo totalmente distinto: el pelo de su espalda se puede erizar, la cola la tendrá levantada, la boca estará abierta mostrando sus colmillos, ladrará y puede gruñir.

Anticípate a su malestar

Una vez que sepas qué es lo que le produce miedo, es momento de actuar… antes de que lo sienta. Por ello, es muy importante tener siempre a mano golosinas para perros, ya que éstas te servirán para redirigir al animal. Por ejemplo: si estáis paseando por la calle y ves a lo lejos que se acerca una persona con su can, si sabes que al tuyo le da miedo, dale una golosina tras otra, evitando que se ponga a ladrar.

Al principio puede costar bastante, pero ya verás como poco a poco vas notando mejoría.

No lo consueles cuando sienta miedo

Lo sé. Puede sonar muy duro, pero créeme, es lo mejor. Nosotros los humanos tratamos a los miedos con cariño, pero no podemos olvidar que los perros no son personas, sino perros. Si los consolamos, lo que le estaremos diciendo al can es que tiene motivos para sentirse mal, por lo que continuará sintiéndose así cada vez que se acerque a la fuente de su malestar (ya sea otro perro, una escoba, un gato, una persona mayor… o lo que sea).

Perro miedoso

Con estos consejos tu amigo debería sentirse mejor al cabo de un tiempo, pero si ves que le cuesta, no dudes en pedir ayuda a un etólogo canino que trabaje en positivo.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *