Comportamiento agresivo en el perro: qué hacer

El comportamiento agresivo en el perro es un problema muy frecuente que puede tener consecuencias fatales si no tomamos medidas inmediatas. Si tenemos un perro agresivo en casa, es importante que tengamos en cuenta cuáles son las causas por las que pueden llegar a atacar a personas o animales desconocidos, y qué precauciones debemos aplicar para evitar situaciones y accidentes innecesarios.

En Mundo Perros hemos estado hablando con Rosana Álvarez, una experta en etología animal, quien nos ha dado algunos consejos útiles para aplicarlos en caso de que nuestro perro sea agresivo con personas o animales.

Rosana Álvarez es Licenciada en Veterinaria y tiene un Máster en Etología clínica. Es especialista en comportamiento y educación en positivo, un mundo complejo, pero por el que siente especial pasión y compromiso. Es importante comentar que la Etología clínica es un tipo de especialidad que es competencia exclusiva de los veterinarios o los médicos, puesto la mayor parte de los problemas de comportamiento tienen una causa o agravante orgánica.

Antes de empezar a abordar el tema, debemos aclarar qué la agresividad es un tipo de lenguaje canino al cual debemos prestar especial atención por tratarse de una respuesta a una amenaza o ataque, a un estímulo que el perro utiliza para proteger o conseguir algo que considera de valor.

Los signos de agresividad pueden ir desde un gruñido hasta un mordisco, no obstante, también debemos prestar atención a expresiones mucho más sutiles, como unas pupilas dilatadas, el encrespamiento del lomo, una excesiva rigidez corporal, la cola alta y tensa o la mirada fija en algo.

Debemos entender entonces por agresividad cualquier conducta que implique la intimidación o daño hacia otra persona o animal. Si tenemos en casa un perro que se vuelve agresivo con personas o animales que no conoce, es importante que tengamos en cuenta cuáles podrían haber sido las causas, y en caso de que la situación pueda llegar a poner el peligro a un tercero, hablar con un experto veterinario o etólogo para trabajar el problema de raíz.

Comportamiento agresivo en el perro: principales causas

Tal y como afirma Rosana Álvarez, ‘la agresividad manifestada hacia personas conocidas puede presentarse en la forma defensiva u ofensiva’. Cada una de ellas, suele tener causas distintas.

  • La agresividad defensiva es mucho más frecuente y suele manifestarse por miedos, miedos genéticos, falta de socialización con otros perros o personas o experiencias traumáticas sufridas, como el maltrato.
  • En cuanto a la variante ofensiva, los perros suelen manifestarse agresivos por causas como la autoprotección o el miedo, o incluso por aprendizaje. Normalmente, se trata de perros que han tenido una socialización deficiente y han sido criados en espacios muy reducidos.

El miedo es probablemente una de las causas más frecuente del ataque de perros a personas u otros animales. Este ataque surge como una respuesta a una actitud defensiva, ante una situación en la cual el perro se siente amenazado.

Consejos expertos para tratar conductas agresivas

La experta Rosana Álvarez, recomienda, que, lo primero de todo es tener en cuenta que debemos garantizar la seguridad de las personas que puedan verse afectadas por la actitud agresiva del perro.

Para cumplir con esta precaución, se hace imprescindible el uso del bozal y la correa. El bozal, tal y como nos explica la experta en etología animal, ‘debe ser positivizado previamente para que el perro lo lleve cómodamente. Ni el bozal ni la correa deben ser usados como castigo, ni dañando o molestando al perro.’

Los bozales son herramientas de educación, en ningún momento debemos utilizarlos para castigar al perro por algo que pueda haber hecho mal. En ese caso, verá el bozal como algo negativo, y cada vez que vayamos a ponérselo entraría en estado de ansiedad, lo cual podría agravar aún más su comportamiento agresivo.

La agresividad del perro puede ser peligrosa para cualquiera, especialmente para personas que no sepan que el perro puede llegar a morder, es por ello que resulta conveniente consultar a un experto en educación canina para trabajarla mediante la educación en positivo.

Si la causa del comportamiento agresivo en el perro es el miedo, conviene dejar de exponerlo al estímulo que se lo causa para que pueda relajarse y disminuir su ansiedad. Salir a pasear por zonas donde no haya personas, cambiar los horarios de salida, o evitar personas cambiando de aceras, son algunas formas de rebajar el miedo y la ansiedad del perro.

Paralelamente, Rosana nos recomienda trabajar el miedo con el veterinario especialista para conseguir asociar el estímulo amenazante con otro que al perro le guste mucho, de manera que, con paciencia y práctica, la percepción del perro sobre ese estímulo cambie.

Teniendo en cuenta que la precaución principal es la seguridad de las personas y otros animales, para educar y trabajar comportamiento agresivo en el perro, deberemos utilizar siempre correas y no soltarlas aunque no haya personas cerca. Por otro lado, para que el perro no asocie negativamente la presencia de alguien, no deberemos llevarlo con la correa tensa.

Es importante que el animal y el propietario se diviertan. La educación en positivo, y el refuerzo de las actitudes positivas, han demostrado ser el tipo de educación más efectiva y eficiente para los perros. El castigo y el sometimiento, en cambio, suelen agravar ese comportamiento agresivo, y los vuelven más irascibles y desconfiados. Las represalias tampoco son útiles para corregir su comportamiento: armarse de paciencia es importante, porque reconducir su comportamiento supone un trabajo meticuloso y, a menudo, largo.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Adiestramiento

Licenciado en Humanidades y con dos masters relacionados con el mundo de la Educación y la Gestión Cultural. No concibo la vida sin un buen libro, cómic, serie o película, pero la concibo aún menos sin un perro que me acompañe cada día en ella. Como diría Will Rogers, 'amo a los perros porque no hacen nada por razones políticas', aunque mi beagle se vuelva muy astuto y convincente cuando pongo mi comida sobre la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.