Consejos para relajar a tu perro

Perro durmiendo en una cama.

Al igual que los seres humanos, los canes también pueden estresarse ante determinadas situaciones o sufrir un nivel de ansiedad elevado. A veces esto da lugar a problemas más graves que afectan negativamente a la salud del animal. Afortunadamente, relajar a nuestro perro no será demasiado complicado si seguimos algunos trucos.

1. Ejercicio físico. La actividad física es esencial para equilibrar el exceso de energía en los perros. Los largos paseos son ideales para reducir su estrés, pues el cansancio no sólo les ayuda a relajarse y dormir, sino que caminando e inspeccionando la calle también estimulan su mente. Por ello, tras la caminata se sienten mentalmente satisfechos, lo que a su vez les aporta una gran tranquilidad. Tres paseos al día deberían ser suficientes.


2. Juego controlado. Solemos recurrir al clásico juego de tirar la pelota para “cansar” a nuestra mascota, sin advertir que de esta forma lo que hacemos es aumentar su ansiedad. Para evitar este problema, es aconsejable limitar el tiempo de juego a 20 minutos diarios y elegir los momentos adecuados; es decir, nunca antes de dejar al animal solo en casa ni antes de ir a dormir.

3. Ambiente tranquilo. No podemos esperar que el can se relaje si escucha ruidos continuamente o advierte demasiado movimiento a su alrededor. Debemos proporcionarle un espacio silencioso y cómodo para que descanse siempre que quiera.

4. Masajes. A través de las caricias ayudamos al perro a relajarse. Podemos comenzar por la cabeza y las sienes, siguiendo por las orejas, el cuello, el pecho y el lomo. Sin olvidar las patas, ya que es una zona en la que se acumula mucha tensión.

5. Música. Estudios científicos demuestran que las melodías suaves, especialmente aquellas en las que predomina el piano, ejercen un efecto positivo sobre los perros. De hecho, existe una emisora de radio destinada especialmente a estos animales, llamada RadioCan.

6. Otras actividades. Cuando el perro posee una energía desbordante, podemos recurrir a otros métodos totalmente naturales e inofensivos. Uno de ellos es la natación y la hidroterapia, muy recomendable para perros ancianos o en proceso de rehabilitación. El yoga para perros, denominado “doga”, también le ayudará a controlar su nerviosismo.

7. Consultar con el experto. A veces estos métodos son insuficientes para calmar al animal. En estas ocasiones, lo mejor es acudir a un experto en conducta canina. En casos extremos será necesaria la administración de medicación, siempre supervisada por un veterinario cualificado y sólo como último recurso.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *