Las enfermedades dentales más comunes en los perros

La salud en los dientes de los perros tiene la misma importancia que la supervisión del calendario de las vacunas. También tendrá que ver con la clase de alimentación que le ofrecemos a nuestra mascota.

En muchas ocasiones olvidamos por completo que los dientes de nuestro perro son importantes, y aunque en su estado salvaje los perros poseen algunos mecanismos con los cuales pueden proteger toda su dentadura al igual que sus encías, en los perros domésticos no ocurre igual y dichos mecanismos dejan de actuar.

Enfermedades dentales más frecuentes en perros

La presencia de cualquier trastorno dentro de la boca del animal puede llegar a ser mortal. Por esta razón, es necesario que podamos identificar que está ocurriendo en la dentadura de nuestra mascota, con el fin de llevarlo lo más rápido posible al veterinario.

Entre las enfermedades dentales más frecuentes en la dentadura de los perros podemos encontrar las siguientes:

Dientes que no se desprenden

De la misma forma que nos sucede a nosotros, los perros también tienen una dentadura temporal o como diríamos nosotros, dientes de leche.

Poco después de que estos se caigan, se inicia la aparición de los dientes que permanecerán de forma definitiva, sin embargo, existen algunos casos en los que uno o quizás varias piezas dentales temporales, no pueden desprenderse por sí mismos en el momento indicado, dificultando así que los dientes finales puedan salir de forma correcta.

Esto sucede más frecuentemente de lo que pensamos. La peor parte de este problema, es que debido a que no existe un espacio en la mandíbula que se encuentre disponible para la correcta salida del diente final y por lo tanto este no puede acoplarse, es cuando la pieza dental se queda enganchada a la encía.

Esto provoca que la otra parte de la dentadura se mueva hacia adelante causando no solo un gran desplazamiento, sino también dolores bastante intensos. Si este problema continua, lo más probable es que alguno de los dientes definitivos empiecen a caerse a causa de la misma presión.

Una de las mejores alternativas que podemos tener en cuenta en caso de que este problema se manifieste en nuestra mascota, es sacar todos los dientes temporales o de leche. Para realizar este procedimiento, es necesario acudir al veterinario para que este haga una intervención quirúrgica.         

El sarro

Esta enfermedad bucal no es solamente un trastorno en la dentadura del animal, también es una de las principales causas de gran parte de los padecimientos que afectan de forma negativa a la salud bucal de nuestro perro.

En la boca existen muchas bacterias que se encargan de que todas las cosas marchen correctamente, no obstante, dichas bacterias no son las únicas que se encuentran alojadas allí.

Cuando el perro se alimenta, toma agua o se lleva a la boca cualquier cosa que encuentra, permite que bacterias nuevas, al igual que ciertos microbios, entren en la cavidad oral haciendo que estos formen lo que se conoce como placa bacteriana.

La placa bacteriana suele estar en el interior de las encías y también en medio de los dientes, cuando se encuentran en ese lugar, se van transformando lentamente hasta que se convierten en ese desagradable problema al que todos conocemos como sarro.

En esta etapa es cuando esta enfermedad empieza a contaminar la misma raíz del diente, esto trae como consecuencia la aparición de una gran inflamación, intenso dolor, lesiones que pueden llegar a ser irreversibles y destrucción de la pieza dental.

Cuando se encuentra en su fase inicial produce gingivitis, si lo dejamos pasar y no aplicamos ningún tipo de tratamiento, existe una gran probabilidad de que se convierta en periodontitis, lo cual es todavía más grave.

Tenemos la posibilidad de impedir que los efectos causados por esta enfermedad bucal empeoren, una de las cosas que podemos hacer es acudir al veterinario para que él mismo le haga limpiezas profundas al perro. Para este procedimiento es necesaria la aplicación de anestesia, y en los casos más graves, lo más recomendable es sacar los dientes que se encuentren más perjudicados.

Existen algunos perros que son más propensos que otros a padecer de sarro, es por esta razón que debemos tener muchísima precaución en caso de que nuestro perro tenga lo siguiente:

  • Si nuestra mascota tiene más de cinco años de edad.
  • Si el can es de la especie que tiene el hocico chato.
  • Si el perro es de raza enana.

La gingivitis

Esta es la primera etapa del sarro, una de sus principales características y además muy notorias son: olor desagradable en su aliento, lesiones en las encías que suelen sangrar, hinchazón, y dolor muy fuerte. Este trastorno es bastante frecuente en los perros, sobre todo en aquellas especies que no cuentan con ninguna clase de cuidados en sus dientes.

Por lo general el tratamiento para la gingivitis suele ser bastante simple. Lo primero, es eliminar toda la placa formada por las malas bacterias para después aplicar los medicamentos que sean necesarios para interrumpir los efectos producidos por la infección, no obstante, si esta fase no se detiene lo más pronto posible, puede llegar a convertirse en una periodontitis.

La periodontitis

Más conocida como la última etapa producto del sarro. Esta fase es la más peligrosa, ya que la infección se ha esparcido todavía más, trayendo como consecuencia que tanto el dolor como el sangrado en las encías se intensifiquen.

En esta etapa el diente al igual que la propia encía está completamente destruido, y como resultado, la gran mayoría de las piezas dentales no pueden recuperarse.

Por otro lado, el riesgo de esta clase de infección no es solamente que los dientes terminen por caerse, lo más grave es que los órganos importantes como por ejemplo el corazón, salgan perjudicados debido al estado avanzado de la periodontitis.

Heridas en la boca

A pesar de que estas no se tratan realmente como una enfermedad, en la mayoría de los casos puede convertirse en uno de los problemas más frecuentes en la salud bucal de un perro.

Generalmente estos animales suelen ser bastante curiosos, lo que conlleva a que muerdan la mayoría de las cosas que se encuentran en su camino. Esto sucede con mayor frecuencia en los cachorros, lo que puede traer como resultado que su boca se lastime debido a la mala exploración.

Por esta razón las heridas provocadas por algunos objetos que cortan parte de la encía, o los que se han clavado en la misma, son muy comunes.

Lo más recomendable en estos casos es estar muy pendientes de los objetos que nuestro perro introduce en su boca mientras está jugando o explorando algún lugar determinado, y sobre todo, impedir cualquier cosa que pueda causarle algún corte, como también las cosas duras y pesadas como las piedras.

Las enfermedades en los dientes de nuestros perros son más comunes de lo que alguna vez nos imaginamos, es por esta razón, que una de las formas que tenemos para evitar que estas infecciones se manifiesten es a través de la prevención.

Nuestras mascotas suelen sufrir mucho sobre todo por el gran dolor que estas pueden llegar a generar. Nuestros perros son muy importantes tanto para nosotros como para toda la familia, es por este motivo que siempre debemos prestar mucha atención a cualquier cosa que los afecte para que sea más fácil identificar lo que les está ocurriendo.

Por último, las visitas al veterinario son muy importantes para la prevención de muchas enfermedades que pueden llegar a ser mortales para nuestro perro.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Enfermedades

Mi nombre es Lurdes y entre mis aficciones se encuentran las de escribir y leer. Soy una gran amante de los animales y llevo desde que llevaba pañales rescatando y cuidando de ellos. Me paré en tercero de B.U.P y actualmente estoy estudiando la medicina alternativa, temática que también me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.