Enfermedades parasitarias: la Babesiosis canina

Con la llegada de la primavera, debemos reforzar la protección de nuestro perro ante el ataque de parásitos. Y es que sus picaduras a veces conllevan terribles consecuencias; un buen ejemplo de ello es la llamada Babesiosis canina, una enfermedad que transmiten las garrapatas a través de su saliva y que afecta a los glóbulos rojos del animal, llegando a producir su rotura.

De esta manera, la garrapata introduce en el organismo del can un protozoo que daña fuertemente su sangre, lo que se traduce en una anemia de carácter hemolítico. Existen dos tipos de protozoos, Babesia canis y Babesia gibsoni, y hay varias especies de garrapatas que pueden ser transmisoras, aunque la más frecuente es la garrapata común (Rhipicephalus sanguineus).


Tras la mordedura, el período de incubación de la enfermedad es de 10 a 21 días, aunque los síntomas tardan más tiempo en manifestarse debido a la respuesta inmunitaria que presenta el perro. Entre estas señales encontramos fiebre, decaimiento, pérdida de peso, anemia, hepatomegalia y esplenomegalia.

Estas señales pueden manifestarse de distinta manera dependiendo del cuadro clínico que presente el animal. Se clasifican en tres:

1. Cuadro hiperagudo. Es el más grave, pudiendo incluso conducir a la muerte. Se caracteriza por un shock hipotensivo que incluye hipotermia, hipoxia tisular y lesiones en tejidos y vasos internos.

2. Cuadro agudo. Es el más frecuente y sus síntomas son anorexia, fiebre, color amarillo de las mucosas (ictericia), presencia de hemoglobina en la orina (hemoglobinuria) letargia y linfadenopatía.

3. Cuadro crónico. Es poco habitual y se caracteriza por la aparición de fiebre, anorexia y pérdida de peso.

Ante cualquiera de estos signos debemos acudir a una clínica veterinaria rápidamente. Para realizar el diagnóstico, el experto tiene que examinar una muestra de sangre bajo el microscopio, tratando de visualizar el parásito; una vez haya comprobado su presencia, iniciará un tratamiento adecuado al nivel de Babesiosis que presente el perro. Lo más común es la administración de inyecciones de dipropionato de imidocarb cada 15 días aproximadamente.

La mejor manera de prevenir este problema es proteger a nuestro can frente a los insectos mediante el uso de pipetas, sprays, collares antiparasitarios y vacunas. El veterinario sabrá indicarnos cuál es el mejor método para nuestra mascota.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Enfermedades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *