Luxación de cadera en perros

La luxación de cadera en perros es un problema traumático que requiere de temprana intervención para evitar malos mayores y mejorar la calidad de vida del perro. En la cadera del perro pueden producirse varios problemas que son bastante habituales, y la luxación es uno de ellos.

Es necesario conocer las razones por las que puede aparecer una luxación de cadera, para saber reconocer los síntomas y actuar en consecuencia. Sin duda es fundamental que como sus dueños seamos rápidos dándonos cuenta de las enfermedades del perro para que le apliquen un tratamiento con el cual puedan llevar una vida más sana y equilibrada.

Qué es la luxación de cadera

La cadera del perro es muy importante para su deambulación. La luxación es una lesión fuerte e importante que se produce cuando se disloca la articulación de la cadera. Esto pasa cuando la cabeza del fémur se desvía y se sale de la parte cóncava de la articulación, llamada acetábulo. La capacidad de andar del perro se reduce y se puede ver una desviación de las patas de atrás hacia adentro o hacia afuera, dependiendo de hacia donde se produzca la luxación.

Displasia de cadera

Los perros que tienen displasia de cadera son mucho más propensos a sufrir una luxación en la cadera. La displasia provoca inflamación, dolor y debilidad en las articulaciones, lo cual puede derivar en una luxación. Los perros como el Pastor Alemán  y los de razas medianas y grandes son mucho más propensos a tener este tipo de problema. Es algo que no se puede evitar pero sí se puede tratar para mejorar las articulaciones y evitar la luxación. Cuanto más débiles se encuentren los tejidos más fácil resultará que se produzca la luxación.

Síntomas de la luxación

Una luxación se suele producir por un traumatismo fuerte en la gran mayoría de los casos. Los perros con displasia ya suelen ser controlados en el veterinario para que el problema no vaya a peor. En el caso de perros que hayan sufrido un gran trauma debido a un golpe hay que tener en cuenta la posibilidad de que se presenten más problemas. Como esta enfermedad aparecer por golpes y traumas es normal que llevemos al perro al veterinario para hacer un chequeo general. En principio, si hay luxación el perro tendrá dolor y caminará mal, con las patas en una posición hacia fuera o hacia dentro. No hay que sacar conclusiones, pero si el perro se ha llevado un golpe es muy importante acudir al veterinario. Es posible que el perro haya sufrido más problemas, ya que este desplazamiento de la cadera puede traer consigo problemas en algunos órganos como la vejiga.

Acudir al veterinario

En el veterinario se llevarán a cabo unas cuantas actuaciones para determinar el estado de salud del perro. Entre ellas se realizará un análisis de sangre, con el cual se puede saber si hay alguna infección o pérdida de sangre debido al golpe. Por otro lado, si el perro anda mal será imprescindible realizar una radiografía de la cadera para determinar cómo se ha lesionado la articulación y el grado de lesión. En muchas ocasiones los veterinarios pueden no disponer de este tipo de aparatos y hay que acudir a una consulta de un especialista en traumatismos de perros.

Otra de las cosas que se pueden realizar son radiografías adicionales para saber si hay algún otro trauma en el perro. Puede que tenga algún problema en las patas o las costillas. El veterinario puede determinar con un examen general si el perro tiene alguna otra lesión o se encuentra mejor. Como decimos, al tratarse de un trauma fuerte lo más habitual es que se realice un examen concienzudo para evitar males mayores, ya que el perro puede tener más lesiones, infecciones o hemorragias que empeoren su estado, más allá de la luxación.

Tratamiento de la luxación

Una luxación puede tratarse de forma quirúrgica o no quirúrgica. El tratamiento no quirúrgico se realiza a los pocos días después de darse el trauma. Si ha pasado más tiempo hay que realizar una operación quirúrgica en la que se añade un implante para dar más apoyo a la articulación. También hay veterinarios que determinan el realizar un cambio total de cadera en el perro. Estos tratamientos siempre deben administrarse teniendo en cuenta el nivel de lesión de la cadera del perro y también su edad y su estado de salud, ya que no todos los perros pueden someterse a una operación como esta y a sesiones de fisioterapia durante un largo tiempo.

En muchos casos es mejor la inmovilización para mejorar el estado de la cadera. Al mismo tiempo, el veterinario administrará analgésicos y antiinflamatorios con el fin de que el problema mejore. En todos los casos hay que pensar también en darle al perro algún protector de estómago, algo que se hace de manera habitual al administrar gran cantidad de medicamentos.

Cuidados del perro

Tras una operación o tras la mejora de la articulación, el perro va a seguir necesitando de nuestros cuidados. Los perros si se encuentran mejor con la medicación no son conscientes de que todavía están mal y por eso pueden llegar a hacerse daño. Es fundamental que como dueños cuidemos al perro y evitemos que haga movimientos bruscos, saltos o algo que pueda dañar su cadera. En este sentido, debemos darle los paseos con una correa corta y poco a poco, evitando que juegue con otros perros y explicando a otros dueños el problema de nuestro perro para que no dejen que sus perros jueguen con él, ya que pueden hacerle daño.

Muchas veces se recomienda encarecidamente que el perro acuda a fisioterapia para mejorar la movilidad de la cadera. Tras la operación puede verse reducida la movilidad y la fisioterapia ayudará a reducir el dolor y a mejorar el nivel de vida del perro. En las clases de fisioterapia también pueden darle pautas a los dueños para que sepan cómo hacer los ejercicios y cuidar mejor de su perro para que se recupere más rápidamente.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Enfermedades

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.