Parvovirus, síntomas y cuidados

El parvovirus es un virus que afecta al sistema digestivo del perro y que puede darse sobre todo en cachorros y en perros adultos que nunca hayan sido vacunados. Se trata de una enfermedad que puede llevar a la muerte del perro en un tiempo bastante corto, por lo que es fundamental reconocerla y aplicar el tratamiento adecuado con el fin de ayudar al perro en su recuperación.

El parvovirus no es muy conocido porque los cachorros suelen estar separados de otros animales mientras no están vacunados, lo que hace que no contraigan ninguno de estos virus, pero en lugares como perreras y protectoras de animales sí son muy conocidos, ya que los brotes de estos virus pueden acarrear la muerte de varios animales debido a lo rápido que avanza y a cómo deteriora al perro.

Qué es el parvovirus

El parvovirus es una enfermedad vírica canina muy grave y que en muchos casos puede ser letal, por lo que se trata de una de las peores enfermedades a las que se puede enfrentar un perro. En general es una enfermedad que afecta a los cachorros, ya que son más vulnerables y no han recibido ninguna vacuna. No obstante, también puede llegar a afectar a perros adultos, especialmente si no están vacunados y en menor medida a aquellos que ya han sido vacunados. De todas formas, ningún perro está libre de contraer la enfermedad, por lo que cuando esta es identificada es importante aislar al perro para evitar mayores contagios.

Cómo se contagia

El parvovirus es muy estable en el medio ambiente y por ello puede permanecer activo durante meses en el mismo sitio. Los lugares públicos pueden llegar a ser un foco de infección, como parques a los que acuden perros, perreras o parques de ocio. Otro de los problemas es que el contagio se da por tratar de forma directa con perros infectados, por estar en una zona infectada, en contacto con heces o orines de un perro infectado o en contacto con objetos infectados. Si nosotros pasásemos por una zona y lo portásemos podríamos llevarlo a casa incluso en los zapatos e infectar así a nuestro perro. Es por eso que se trata de un virus que suele causar auténticas epidemias y que es difícil de combatir y eliminar. En caso de haberlo tenido en casa tendremos que desinfectar todo, incluso el calzado, ya que podríamos llevarlo en él hacia fuera y seguir contagiando otros perros.

Cómo reconocer el parvovirus en perros y cachorros

El parvovirus afecta principalmente al sistema digestivo del perro y se extiende rápidamente. Hay dos formas de parvovirus, una que afecta al corazón, causando insuficiencia cardíaca y fallos cardíacos diversos o bien afectando solamente al tracto intestinal. El síntoma que más lo distingue es la diarrea con deposiciones oscuras debido a que son sanguinolentas. El parvovirus también produce apatía, cansancio y debilidad en el perro, además de fiebre.  Suele haber vómitos recurrentes con sangre y el perro se deshidrata rápidamente. Una forma de ver si el perro está deshidratado es coger el pellejo  y soltarlo. Si vuelve rápido al sitio todavía está hidratado, pero si tarda es que se empieza a deshidratar de forma importante.

El principal problema del parvovirus es que muchos dueños no conocen la enfermedad y sus síntomas pueden confundirse fácilmente con una gastroenteritis o con un simple malestar estomacal. La fiebre y la sangre en las deposiciones son los factores clave para distinguir esta enfermedad con síntomas tan comunes.

Qué hacer si mi perro está infectado

Ante la sospecha de parvovirus es muy importante dirigirse rápidamente al veterinario, porque este virus avanza rápido y puede llegar a afectar al corazón de la mascota o a debilitarlo tanto que sus órganos no aguanten el esfuerzo. Es incluso más importante si el perro es mayor, ha estado enfermo o se trata de un cachorro, ya que tiene más posibilidades de convertirse en una enfermedad letal para él.

El gran problema a la hora de combatir este virus es que no hay un medicamento que acabe con él, por lo que el tratamiento estará orientado a reducir los problemas derivados del virus para que el perro pueda combatirlo y salir adelante. Esto  es lo que lo convierte en una enfermedad tan peligrosa, ya que la recuperación depende en gran parte de la fortaleza del perro y de lo rápido que detectemos el problema para comenzar con el tratamiento. En el veterinario suelen administrarle antibióticos sistémicos para acabar con las infecciones secundarias que cause el virus y añaden la fluidoterapia, vía intravenosa si el perro se encuentra muy débil como para beber. Esto ayuda a frenar la virulencia de la enfermedad y a fortalecer al perro para que pueda salir adelante.

Cachorros con parvovirus

Aunque esta enfermedad puede afectar a perros adultos es mucho más común y letal en los cachorros, por lo que suelen ser más preocupantes. Los que no tienen vacunas son totalmente vulnerables a la enfermedad y se deshidratarán muy rápido, por lo que tenemos que llevarlos al veterinario de inmediato. Un tratamiento temprano puede frenar la enfermedad evitando que afecte a su corazón. Tras un análisis de sus heces si se detecta el virus el veterinario lo hidratará y comenzará con el tratamiento para paliar estos síntomas. También se ha mostrado efectivo el medicamento Tamiflu y la administración de antibióticos. Pero de todas formas hay que tener en cuenta que nada de lo que hay en la actualidad es 100% efectivo para acabar con el parvovirus, por lo que se trata de una enfermedad en la que realmente no podemos saber si el perro saldrá adelante hasta ver la evolución en las siguientes horas al tratamiento.

Cómo evitar y prevenir el parvovirus

Si tenemos un cachorro en casa lo que debemos hacer es evitar el contacto con otros perros mientras lo tenemos y dejar el calzado fuera de la habitación en la que tenemos a estos perros. También es una buena idea cambiarse la ropa que traemos de la calle. Son muchas precauciones pero los cachorros sin vacunar están expuestos a todo tipo de enfermedades que para ellos pueden ser letales en cuestión de horas, por lo que es nuestra responsabilidad alejarlos de estos posibles problemas de salud.

En los perros adultos es importante tener sus vacunas al día y que su salud sea óptima, con una alimentación de calidad para que su organismo se encuentre en perfectas condiciones para combatir el virus en caso de contraerlo. Es poco habitual que un perro vacunado se vea afectado por este tipo de virus pero puede suceder, por lo que una buena salud ayudaría al perro a recuperarse en menos tiempo de este virus.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Enfermedades

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.