Por qué pasan los ataques de perros a niños

Los que tenemos mascotas sabemos que son muy beneficiosas para toda la familia. Hacen compañía a las personas mayores y a los niños por igual. En un hogar con mascotas y niños debemos tener muy en cuenta que ambos deben ser educados en el respeto mutuo para evitar problemas. Veremos por qué pasan los ataques de perros a niños y cómo evitarlos.

No es habitual que un perro muerda o haga daño a un niño, sobre todo si hablamos del perro que tenemos en casa, pero es algo que puede pasar. Es por eso que debemos tener en cuenta cómo suceden estas cosas y la forma que tenemos de evitarlas.

Por qué suceden los ataques de perros

En general los perros no son agresivos con las personas pero pueden darse casos en los que estos se defiendan o se molesten. Incluso hay perros que no son equilibrados del todo y que por ello reaccionan mal ante muchas situaciones. En general hay que evitar que un niño invada sin más el espacio del perro, sobre todo si el perro no está familiarizad con él. El problema con los niños es que no les enseñamos a tratar a los perros desde pequeños y ellos todavía no conocen las señales que manda una mascota cuando quiere espacio. Los ruidos, las carreras y lo invasivos que llegan a ser algunos niños ponen nerviosos a los perros con menos paciencia, por lo que puede que les adviertan marcando con los dientes.

Presentación del perro y el niño

El primer paso para evitar conflictos es que el niño y el perro se presenten. El niño debe dejar que el perro lo huela y no debe tocarlo sin más. Tenemos que enseñarle que hay que ver si el perro quiere que lo acariciemos o se aparta, en cuyo caso hay que dejarlo en paz. Estas presentaciones son importantes, porque marcan el inicio de la confianza entre ambos, lo que definirá posibles conflictos posteriores.

Convivencia del perro y el niño

En la convivencia del perro y del niño debemos enseñarles a ambos a tenerse respeto mutuo. No hay que tener malos gestos ni dejar que el niño le quite las cosas al perro. En general ambos saben comunicarse muy bien entre ellos, con gestos y estados de ánimo, algo que a los adultos nos resulta más difícil. Pero si el niño ha crecido sin mascota puede que no le resulte tan natural comunicarse con ellas. En este caso podemos enseñarle algunas de las señales del perro, de cuando quiere jugar, cuando está calmado o cuando está contento.

Preguntar antes de tocar

En ocasiones hemos visto a niños que se acercan a acariciar e incluso a abrazar a perros que ven por la calle. Es algo normal porque se sienten atraídos por las mascotas. Sin embargo, no está bien que invadan su espacio sin previo aviso, ya que las mascotas pueden entender mal esos gestos. Es por eso que desde pequeños debemos enseñarles que deben preguntar primero a los dueños si pueden acariciar a su mascota, ya que hay perros que no lo toleran o que simplemente cuentan con traumas que no les permiten reaccionar bien a estos gestos. Así nos aseguraremos de que los niños no sufren mordeduras indeseadas y de que los perros no se asustan.

Mascotas desde pequeños

Lo ideal siempre es que los niños tengan mascotas desde pequeños. Es mejor escoger perros que sean pacientes, ya que los niños pueden llegar a agobiarlos con su atención. Los perros mayores pueden ser una buena opción, aunque los cachorros también tienen la ventaja de que son muy juguetones y se divierten entre ambos. Si un niño tiene una mascota desde bien pequeño sabrá cómo comunicarse con ella y con otras mascotas porque habrá aprendido a leer su lenguaje corporal y sus señales y estados de ánimo. Así que la mejor solución ante esto es enseñar el respeto y cariño que hay que tener hacia una mascota desde pequeños.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

General Perros

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.