Síntomas de cáncer de intestino en el perro

posible cáncer de intestinos
Aunque sospeché que mi perro podría tener algún tipo de cáncer por herencia y el tipo de raza, sabía que tenía que tomar medidas a partir de un diagnostico apropiado para poder descartar que no tuviera otra enfermedad.

Aunque mi perro cuenta con una historia clínica donde el linfoma de células T es el protagonista y que aparte este se manifiesta como un tumor que se encuentra en el intestino delgado, el hecho de que mi mascota está teniendo signos clínicos similares no necesariamente tiene que sufrir algún tipo de cáncer, pero desafortunadamente para los dueños y los veterinarios que mantienen el cuidado de sus pacientes, los signos clínicos del cáncer que afectan los intestinos son parecidos a una variedad de otras dolencias del tubo digestivo, como pueden ser cambios en el apetito, anorexia o la hiporexia o también vómitos, donde hay una contracción abdominal activa para expulsar el contenido estomacal.

Primores síntomas de cáncer de intestino a tener en cuenta

sintomas a tener en cuenta
Existen también náuseas y vómitos, que es una evacuación pasiva del contenido estomacal, letargia que es cuando no se tienen energías para realizar actividades cotidianas y diarrea, que es una combinación de heces blandas.

Los primeros signos clínicos que puede presentar tu mascota están relacionados con su tracto digestivo inferior, los cuales incluyeron patrones anormales de defecación, heces blandas o liquidas y presencia de moco. Estos signos son consistentes en colitis o diarrea de intestino y tienen una amplia variedad de causas entre las que podemos encontrar: parásitos intestinales, intención dietética y crecimiento excesivo de bacterias normales del tracto digestivo.

Cuando mi perro desarrolló signos de colitis, inmediatamente comenzamos a recoger muestras de heces para realizar pruebas de parásitos y también comenzamos a darle un suplemento para el tracto digestivo además de su prebiótico diario.

Cuando las pruebas fecales no mostraron alguna evidencia de parasito, se comenzó el tratamiento con un antibiótico oral llamado Metronidazol, este es multifactorial en sus propiedades para ayudar a los problemas del tracto digestivo, porque mata muchas bacterias patógenas y puede disuadir el crecimiento de las bacterias normales de crecimiento excesivo. Este medicamento también tiene un efecto antiinflamatorio en los intestinos por lo que se puede usar para enfermedades inflamatorias intestinales.

Signos clínicos del cáncer de intestino en perros

signos de cáncer a tener en cuenta
Cuando las dosis de metronidazol y de otros complementos no resuelven los signos clínicos se pueden realizar pruebas de sangre para poder determinar si existen problemas más graves que afecten el hígado, el páncreas, los riñones, las proteínas sanguíneas, los glóbulos blancos y rojos y otros órganos del cuerpo.

Los resultados en mi mascota mostraron una anemia con un recuento de glóbulos rojos bajos y un hematocrito ligeramente bajo, además este tuvo una pequeña reducción en la proteína total y en la albúmina.

La albúmina es un tipo de proteína que ayuda a mantener la presión arterial, siendo la responsable del cincuenta por ciento del transporte de calcio alrededor del cuerpo y también ayuda a mantener en correcto estado muchas funciones celulares. La pérdida de albúmina puede hacer que nuestro perro sufra una inflamación en los intestinos, derivando en una enfermedad inflamatoria intestinal.

Los resultados de las pruebas de sangre fueron más consistentes con la pérdida de sangre debido a la combinación de RBC bajo, TP, ALB y HCT. La anemia parece diferente a las anteriores que ha tenido ya que esta vez no hubo ningún signo de destrucción de glóbulos rojos evidenciada por la liberación de bilirrubina en el volumen de sangre circulante, por lo que los diagnósticos mostraron que podía ser cáncer o una ulceración gastrointestinal.

Como un cáncer intestinal causa sangrado en el tracto digestivo y la pérdida de proteínas sentí que podría existir una irregularidad en el linfoma intestinal. Se realizó un tratamiento con el cual mi perro mejoró rápidamente, se sentía mejor y mostraba un mejor apetito y lo mejor de todo, es que ya hacía heces que no tenían moco.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *