Yorkshire terrier

Los Yorkshire terrier son una de las razas de perros pequeños con mayor magnetismo que existe. Su particular apariencia y empático temperamento lo han convertido en un perro de compañía ideal, adaptable, sumamente fiel, y cariñoso. El lazo que se forma entre mascota y dueño es fuerte y duradero.

La experiencia de contar con un Yorkshire como mascota es inigualable. Estos pequeños e inteligentes perros de compañía son una raza aristócrata de origen humilde.

Características

Su característica más notable es su envidiable pelaje y compacto tamaño. Esto lo ha convertido en la raza modelo de la moda canina,  inspirando una gran variedad de prendas, y accesorios.

Estas mascotas son un verdadero espectáculo cuando juegan. Su temperamento juguetón hace que tenga una increíble necesidad de entretenimiento que lo hace un interesante consumidor de juguetes para perros.

Su increíble expresividad hace que tenga una íntima comunicación con sus dueños, creando los lazos afectivos más firmes y duraderos.

Origen del Yorkshire terrier

Los orígenes del Yorkshire terrier se remontan al siglo XIX. Para mediados de 1800 inmigrantes escoceses se asentaron en Inglaterra, específicamente en las regiones de Lancashire y Yorkshire.

El objetivo de estos migrantes era trabajar en las minas, molinos y tejerías de la zona. Llevaron con ellos algunas razas terrier entrenadas para cazar roedores.

Aunque son desconocidas las razas que participaron en los primeros cruces, se sabe que se encontraban involucradas el Skye, Paisley, Waterside y Clydesdale terrier. También se cree que en los cruces intervino el Maltés.

Los perros que originaron la raza fueron el macho Old Crab y dos hembras de la que solo se ha conservado el nombre de una, llamada Kitty.

Debe su nombre a que la raza  se perfeccionó en la región de Yorkshire. Fue para finales del siglo XIX que empezó a participar en exposiciones caninas ganando innumerables premios gracias a su apariencia y característico pelaje.

Fue en esta época donde se definió las características de la raza, esto en gran parte fue gracias a Hudersfield Ben, una mascota excepcional cuya dueña Mary Ann Foster lo inmortalizó como semental convirtiéndolo en el padre de la raza.

En sus orígenes este perro llegó a pesar hasta ocho kilos. Todavía existen algunos que conservan estos rasgos iniciales.

Cuidados

El pelaje tan característico se debe a que gracias a su temperamento cariñoso era un perro muy mimado por sus dueños, que trabajaban en telares  al contacto con la lanolina de las ovejas.

Siempre impregnaban a sus mascotas con esta sustancia que estimula el crecimiento del pelo y le da una sedosidad y apariencia muy hermosa.

Se han caracterizado por ser una raza pequeña, pero criadores sin escrúpulos han abusado de esta condición realizando cruces perjudiciales para la salud de estos canes. Aquellos conocidos como “tacitas de té” realmente tienen una malformación genética de enanismo que trae complicaciones a su salud.

Por eso es recomendable saber que dentro de esta raza no debe existir esta categoría, porque el objetivo del cruce genético es generar híbridos sanos que definan las características de la raza.

El aspecto físico de esta mascota se ha ganado innumerables admiradores alrededor del mundo. Son de tamaño reducido, con una altura de 30 centímetros aproximadamente. Difícilmente su peso supera los cuatro kilos.

Los rasgos de su cabeza lo hacen sumamente encantador. La formación craneal no es prominente, el hocico es proporcionado y la trufa es de color negro. Sus ojos son oscuros y muy expresivos. Las orejas siempre levantadas en forma de V están cubiertas con pelaje corto.

El cuerpo del Yorkshire es pequeño, fuerte y de rectas extremidades. Sus pequeños pies son redondos, las uñas negras y su cola se corta por debajo de la mitad de su longitud. El cuerpo está cubierto de pelo y el pelaje es su característica más llamativa, que se presenta liso, sedoso y de rápido crecimiento.

Cuando son cachorros, todos los Yorkshire terrier nacen con el pelaje de color negro. Tienen manchas color fuego en algunas partes del rostro como los ojos, las orejas, el hocico y las patas.

Sobresale un hermoso mechón blanco del pecho que les da un porte imponente, muy distintivo en un perro de su estatura.

Cuando crecen van cambiando progresivamente de color y después de tres años ya tienen el tono definido del pelaje. Pueden ser negros, o gris oscuro. No debe existir mezcla de tonalidades en el  pelaje del lomo y en las patas, orejas y partes del rostro mostrará una tonalidad más clara.

El temperamento de estas mascotas es realmente encantador, su expresividad es tan alta que logran una perfecta comunicación con sus dueños. Son dulces, dependientes y dominantes.

Se deben educar con firmeza desde pequeños, pero siempre dentro de un buen trato. Pueden llegar a ser nerviosos si se les maltrata.

Son excelentes compañeros y debido a su tamaño son ideales para ambientes urbanos y espacios reducidos. Su relación con los niños es extraordinaria pero se recomienda que se eduque muy bien a los pequeños para que traten con cuidado al perro y así se evitarán lesiones por tratos bruscos, ya que son frágiles debido a su complexión.

Salud

Aunque los Yorkies son una raza bastante saludable, se deben considerar los cuidados básicos que se deben dar a las mascotas, más otras propias de la raza. Pueden llegar a vivir bien cuidados entre 15 y 17 años. Se debe visitar al veterinario por lo menos una vez al año y tener sus vacunas y desparasitantes al día.

La dieta es muy importante, la alimentación de esta mascota debe cubrir sus necesidades nutricionales. Se debe investigar muy bien sobre los alimentos permitidos y los que no, ya que cuentan con un sistema digestivo bastante sensible.

De hecho, es propenso a las enfermedades estomacales, por lo que se debe consultar al veterinario sobre cualquier  cambio en la dieta. Por su tamaño deben evitar la obesidad ya que les puede traer enfermedades de la cadera y columna vertebral.

Con respecto a la higiene lo ideal es bañarlos una vez al mes con los productos adecuados para el cuidado del pelaje. Una vez terminado el baño se debe secar muy bien con una toalla y luego con un secador de mano a una temperatura no muy alta y a una distancia prudencial hasta que esté bien seco.

Los cuidados del Yorkshire terrier son un momento especial que genera fuertes vínculos con su dueño, no se deben olvidar los paseos diarios y se recomienda no sucumbir ante los encantos de esta pequeña mascota, porque pueden relegar a los humanos con gran facilidad.

Si quieres saber más de esta raza de perro u otras, síguenos!

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Razas Perros

Mi nombre es Lurdes y entre mis aficciones se encuentran las de escribir y leer. Soy una gran amante de los animales y llevo desde que llevaba pañales rescatando y cuidando de ellos. Me paré en tercero de B.U.P y actualmente estoy estudiando la medicina alternativa, temática que también me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.