Cómo cuidar el pelo del Caniche

Caniche blanco.

Una de las principales características físicas del Poodle o Caniche es su pelaje, denso, rizado y suave. El mismo necesita algunos cuidados básicos para mantenerse sano y fuerte. Los cepillados diarios y unos buenos hábitos de higiene son esenciales para ello, así como utilizar los productos adecuados.

El pelaje de esta raza tiende a enredarse con facilidad, por lo que se recomienda que los cepillados sean lo más frecuentes posibles; una vez al día sería ideal. Con este sencillo gesto ayudamos a eliminar la suciedad y los pelos sueltos, evitando que se desprendan y se adhieran a nuestros muebles y ropa. Además, acabamos con los nudos, previniendo con ello las irritaciones de la piel.


Debemos hacerlo con suavidad, empezando por la cabeza y terminando en la cola, siempre en la dirección del crecimiento del pelo. De esta forma también ayudamos a distribuir los aceites naturales de la piel. Hay que prestar especial atención a los nudos. Si son demasiado gruesos, lo mejor será deshacerlos con los dedos o cortarlos directamente, siempre asegurándonos de que no rozamos la piel del can.

Para ello hay que utilizar los accesorios adecuados. Es fundamental usar un cepillo de púas rectas y separadas de alta calidad, adquirido en una tienda especializada o en una clínicas veterinaria. Previamente podemos eliminar los enredos con un peine de madera de dientes anchos. En todo caso, es aconsejable preguntar a un especialista cuáles son los artículos adecuados para nuestro perro.

Lo mismo ocurre con los productos para el baño. Tenemos que asegurarnos de que el champú es el apropiado para esta raza, pues de lo contrario podríamos dañar su piel. Debemos aplicarlo suavemente, sin ejercer presión y procurando no enredar el pelo. Podemos usar después un acondicionador especial para canes, aclarando bien después todas las zonas.

Asimismo, es importante que nuestro perro no permanezca demasiado tiempo mojado. Hay que secarlo bien, siempre dirigiendo el aire en dirección al crecimiento del pelo para no enmarañarlo. Es fundamental también que el aire no esté muy caliente, y que le cepillemos después para que quede suave y desenredado.


Categorías

General Perros
Etiquetas ,

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario