¿Por qué no debemos dar azúcar y chocolate a los perros?

Los perros pueden ser tanto o más golosos que nosotros. Nunca subestimes el apetito de un perro por comerse un buen trozo de chocolate o pastel, porque lo hará, y con mucho gusto. Pero la pregunta es, ¿podemos dar azúcar y chocolate a los perros?

La respuesta es sencilla: no, no debemos dar azúcar y chocolate a los perros, puesto que es perjudicial y en el caso del chocolate, tóxico. En este artículo te explicamos por qué, y cómo proceder en el caso de que tu perro se haya comido a escondidas una tableta de chocolate, o algo con alto contenido de azúcar.

¿Cómo afecta el chocolate a los perros?

El chocolate contiene una pequeña molécula llamada teobromina, muy similar a la cafeína, que en altas cantidades, puede provocar la muerte del animal por intoxicación. La teobromina no es un producto artificial, es una de las sustancias generadas por el árbol del cacao durante la fotosíntesis, necesarias para su metabolismo.

Que para nuestros peludos sea tóxico, sin embargo, no significa que también lo sea para nosotros. Nuestros cuerpos no funcionan de la misma forma. El ser humano es capaz de metabolizar la teobromina en un período de tiempo más corto que el can, cuyo organismo no es capaz de destruir esta molécula con la suficiente velocidad. En los casos más graves, esta molécula puede llegar a permanecer hasta 72 horas en el cuerpo del perro, de ahí que la considere tóxica.

Los perros de tamaño más pequeño soportan menos la teobromina que los de tamaño más grande. Para que os hagáis una idea, si un perro de 12 kilos aproximadamente, ingiere 300 gramos de chocolate oscuro o de baja pureza, experimentará un aumento de los latidos cardíacos por intoxicación. No obstante, 250 gramos de chocolate de alta pureza pueden ser suficientes para causar la muerte del animal, tal y como afirma la Fundación Vasca para la Salud Agroalimentaria (FSVA). En esta tabla podéis ver las cantidades de chocolate que se consideran letales según el tipo:

CANTIDADES LETALES DE CHOCOLATE SEGÚN TIPO

Peso vivo (Kg.)

Choc. Con leche (Gr.) Choc. Amargo (Gr.)

Teobromina (Mg.)

2

113 14 200

4

225

28

400

9

450

70

900

14 900 92

1300

30 2270

241

4300

etc.

etc.

etc.

etc.

Cuando un perro ha ingerido chocolate, las primeras señales de intoxicación que suelen manifestar son vómitos y diarreas. En el caso de que la intoxicación se aún más grave, los latidos se acelerarán mucho, el perro se manifestará nervioso, y podrán aparecer temblores o convulsiones. En el peor de los casos, el perro podría caer en coma o fallecer.

Si observáis que vuestro perro ha ingerido cualquier tipo de chocolate, sea la cantidad que sea, es mejor ser prudentes y acudir directamente a urgencias para que le examine un veterinario, quien, si lo considera conveniente, le provocará un vómito o le realizará un lavado gástrico.

¿Cómo afecta el azúcar a los perros?

Con el azúcar pasa algo distinto, pero no por ello menos preocupante. El azúcar, a diferencia del chocolate, no es tóxico para los perros, y siempre que sea muy esporádico y en dosis muy pequeñas, no pasará nada. El problema viene cuando abusamos y les damos mucha cantidad de azúcar.

El azúcar les engorda mucho, no es muy difícil que un perro se vuelva obeso rápidamente por ingerir cantidades elevadas, con los efectos negativos que puede conducir la obesidad, como falta de energía o diabetes.

Por otro lado, es fatal para sus dientes, igual que para los nuestros, pero la diferencia es que ellos no se los cepillan cada día. Por consiguiente, es probable que se originen caries, debilitando así sus dientes, hasta el punto de ser necesaria una intervención por parte del veterinario.

Dar azúcar a los perros no está recomendado bajo ningún concepto, porque aunque no sea tóxico como el chocolate, solo comportará efectos negativos en su salud, y dinero en veterinarios que podríais haberos ahorrado, simplemente, no dándole ese trozo de pastel que vuestro perro os pedía con la carita más tierna del mundo. No olvidéis que el azúcar es también malo para nosotros, no obstante, su organismo es mucho más sensible que el nuestro, de ahí que basten cantidades menores para causar efectos graves en el páncreas.

¿Cuántas veces habéis escuchado que el azúcar deja ciejos a los perros? Si bien, esto no es del todo cierto en los perros completamente sanos. No obstante, si tu perro es diabético y le das azúcar, a largo plazo, su visión se verá afectada.

Te puede interesar: Cómo saber si mi perro tiene diabetes

Los perros que sufren de diabetes y toman azúcar corren riesgos mayores. Sus ojos se volverán blanquecinos debido a las cataratas, perderán visión considerablemente, hasta el punto, en el peor de los casos, de quedarse ciegos. Por consiguiente, la combinación de diabetes y azúcar en perros, es más que nefasta. Mejor hacer todo lo posible para que nuestros peludos estén lo más sanos posible durante toda su vida, ¿verdad?

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes



Licenciado en Humanidades y con dos masters relacionados con el mundo de la Educación y la Gestión Cultural. No concibo la vida sin un buen libro, cómic, serie o película, pero la concibo aún menos sin un perro que me acompañe cada día en ella. Como diría Will Rogers, 'amo a los perros porque no hacen nada por razones políticas', aunque mi beagle se vuelva muy astuto y convincente cuando pongo mi comida sobre la mesa.

Un comentario

  1.   XIOMARA ALZURU dijo

    MUY BUENA ORIENTACION PARA NOSOTROS LOS QUE AMAMOS A NUESTRAS MASCOTAS GRACIAS POR LA INFORMACION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.