¿Cómo curar la gastroenteritis en perros?

Los perros con gastroenteritis pueden hacer sus necesidades en cualquier parte

La gastroenteritis es una de las enfermedades que pueden tener muchos animales, entre los que nos encontramos los humanos y también los perros. Aunque lo normal es que no dure más de unos pocos días, durante ese tiempo nos acompaña una sensación de malestar que deseamos que desaparezca lo antes posible.

¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros peludos? Sigue leyendo y te explicaré cómo curar la gastroenteritis en perros.

¿Qué es?

Si tu perro tiene gastroenteritis debe llevar una dieta blanda por unos días

La gastroenteritis o infección gastrointestinal es la inflamación de la membrana interna del tracto gastrointestinal, como el intestino delgado o el estómago. Puede ser aguda, persistente o crónica, algo que hay que tener en cuenta a la hora de tratarlo.

Las causas de esta enfermedad en perros son las siguientes:

Beber agua contaminada

Al ingerirla se introducen en el organismo del can bacterias y virus que provocan dolor abdominal, vómitos y deposiciones blandas que hay que observar con cuidado.

Infección bacteriana

Las principales causantes de las enfermedades gastrointestinales en los perros son la Campylobácter Jejuni y la Campylobácter ypasaliensis, las cuales se manifiestan mediante dolor y calambre estomacal, aletargamiento, diarrea y fiebre.

Infección vírica

Hay una serie de enfermedades víricas que afectan a los perros, entre ellas está el moquillo, la parvavirosis, la gastroenteritis por coronavirus, la hepatitis infecciosa, la rabia y la laringotraqueitis infecciosa.

En el caso de la gastroenteritis ocasionada por virus son menos peligrosas en los animales, y su nivel de mortalidad es bastante bajo y por ser vírica, la mejor prevención es la vacunación desde que el canino es cachorro.

Infección fúngica

Este tipo de infección se origina por hongos presentes en el medio ambiente, lo cual puede que solo afecte a nivel cutáneo y en casos más severos, sea causante de enfermedades sistémicas graves.

Estas son las principales infecciones fúngicas que pueden afectar al perro:

Blastomicosis

La cual es muy común en animales que pasan la mayor parte del tiempo al aire libre y viven cerca de fuentes de agua, como lagos, ríos, etc.

Coccidioidomicosis

Una infección que puede ser muy mortal y que es propia de los climas secos, se esparce por medio de esporas que ingresan al organismo y enferman a la mascota.

Criptococosis

El hongo que la produce es muy parecido a la levadura, presente en el excremento de las palomas.

Estrés prolongado

En situaciones normales, el estrés ayuda a que el perrete se mantenga en alerta, pero cuando es prolongado puede generar una serie de comportamientos y complicaciones indeseables.

Una de las consecuencias es la deposición más frecuente de lo normal, acompañada de vómitos y diarreas, todo lo cual va a debilitar y a comprometer la salud del amigo fiel.

Contacto con perros enfermos

Cuando el animal que está contagiado entra en contacto con otros perros, esta enfermedad se contagia, así que si tu mascota tiene la enfermedad debes mantenerlo alejado de otras mascotas y si hay varias en casa, las medidas de higiene de los comederos, bebederos, juguetes y espacio donde se encuentran tienen que ser bien cuidadas.

Ingesta de plantas tóxicas

La ingesta de plantas tóxicas genera cuadros intestinales bastante severos en los caninos, como vómitos, diarreas que si no se atienden de inmediato provocan la muerte.

Algunas de estas plantas son el aloe, la flor de flamenco, azalea, crotón, bulbos de plantas ornamentales y dracena, entre otras.

Ingesta de alimentos en mal estado

Puede que durante el paseo o hurgando en los desperdicios de la basura de la casa, el perro ingiera algún alimento en descomposición cuyas bacterias, parásitos o virus ocasionan diarreas severas en este.

A veces es muy difícil saber cuál ha sido la causa, por lo que para evitar problemas lo que se debe de hacer es evitar que coman de la basura y sobretodo, cosas que se puedan encontrar en la calle. En el caso de que queramos darles comida casera, es preferible que esté, al menos, cocida.

¿Cuáles son los síntomas?

Los perros pueden tener gastroenteritis en cualquier momento de su vida, pero tienen más riesgo los cachorros, los ancianos y aquellos que tienen su sistema de defensas debilitado por alguna enfermedad.

Los síntomas más comunes son:

Diarrea blanda o líquida

En este caso se evidencian deposiciones bastante blandas e incluso liquidas que salen casi son control del nuestro perro, incluso dejan la zona adyacente del ano sucia e irritada de tantas veces que ha defecado.

Pérdida de apetito

Nuestro perro se va a mostrar desganado a la hora de comer e incluso de beber líquidos, esto es un síntoma del que hay que tener cuidado, ya que se deshidrata y es muy difícil la recuperación de la salud.

Sed

Debido a las constantes deposiciones el perro se deshidrata y tiene mucha sed, pero al beber agua enseguida hace esfuerzos por vomitar.

Apatía

Pierde todo interés de en realizar sus actividades diarias normales, como caminar, jugar, ladrar, etc.

Calambres abdominales

Vas a notar que el perro emite chillidos y quejidos ocasionados por el dolor y molestias en el área abdominal, además de movimientos inusuales en su panza.

Fiebre

Si lo notas aletargado, sin ánimos de nada y con las mucosas resecas, posiblemente estés ante un cuadro febril, por lo que debes tomarle la temperatura.

Deshidratación

Esta se reconoce por una sequedad anormal de las mucosas y porque a la piel le cuesta volver a su posición normal.

Náuseas con o sin vómito

Inmediatamente después de comer o beber algo, hace movimientos forzándose a vomitar aunque no a veces no lo consiga.

Malestar general

La mascota se va a mostrar decaída, apática, sin ánimos, no querrá comer o beber nada, va a rechazar el contacto sobre todo si es en la zona abdominal.

Sangre en heces o vómitos

Uno de los síntomas más alarmantes es la presencia de sangre en las deposiciones y vómitos, debido a que puedes estar ante la presencia de una gastroenteritis hemorrágica y hay que atenderlos con urgencia.

Gastroenteritis hemorrágica en perros

Está se caracteriza por la presencia de sangre en heces o vómitos. Es muy, muy grave, ya que puede causarles la muerte si no se detecta ni se trata a tiempo.

Por este motivo, hay que llevarlos al veterinario de forma urgente para que los examinen y le pongan el tratamiento más adecuado para que puedan hacer vida normal cuanto antes.

¿Cuánto dura?

Las gastroenteritis que no sea demasiado graves (es decir, que no va acompañada de sangre) suelen durar alrededor de 2 a 3 días. Eso sí, es necesario que sepamos que se puede contagiar, de modo que hay que ponerse guantes de goma (como los de cocina) cuando vayamos a retirar sus deposiciones y limpiar sus objetos personales.

Para ayudarles a que estén mejor, aconsejamos utilizar productos enzimáticos para la limpieza de los suelos, puesto que la lejía o el amoníaco les provocan más ganas de orinar y pueden causarles mareos.

¿Cuál es el tratamiento?

Si tu perro tiene gastroenteritis, puede necesitar ayuda de un veterinario

Para que nuestros peludos puedan recuperarse lo antes posible, hay que llevarlos al veterinario en cuanto detectemos los síntomas, ya que pueden necesitar tratamiento farmacológico para aliviar la sensación de dolor o las ganas de vomitar.

Después, una vez que ya estemos en casa, es probable que el profesional nos recomiende retirarles la comida durante 24 horas. De esta manera, su estómago podrá descansar y recuperarse poco a poco.

Eso sí, nos tenemos que asegurar de que tienen agua limpia y fresca a su libre disposición; y no solo eso, sino que además tenemos que animarles a beber.

A partir del día siguiente, les daremos una dieta blanda que consistirá en arroz hervido y pollo (sin hueso) hasta que veamos que ya se encuentran mejor y que vuelven a defecar con normalidad.

Remedios caseros para ayudarles

Además de lo comentado hasta ahora, lo que podemos hacer es darles lo siguiente:

Probióticos mientras están en ayuno

Así su flora intestinal se equilibrará. Pero ¿por qué probióticos? Estos contienen cepas de bacterias las cuales actúan en la flora intestinal y ayudan a su equilibrio y restablecimiento de forma rápida y segura.

Lo ideal es que adquieras un probióticos que esté indicado para el perro y veras como le ayuda a mitigar los síntomas, mientras la flora intestinal recupera sus defensas naturales.

Infusión de manzanilla

Les podemos dar pequeñas cantidades para ayudarle a calmar el dolor. Esta la debes suministrar de a poquito para que él pueda aceptarla y tolerarla, la acción de esta es minimizar la inflamación de las paredes digestivas que ocasionan malestar en el canino.

El ajo

El ajo suministrado en la cantidad correcta puede ayudar en la recuperación de la gastroenteritis, siempre es bueno consultarlo con el veterinario, antes de picar un diente de ajo diario y añadirlo a la comida del can.

Esto es recomendado por las propiedades antibacterianas del ajo, las cuales van a favorecer el combate del sistema digestivo en contra de la infección.

La Calabaza

Esta contiene mucha fibra y es ideal para facilitar el tránsito intestinal, muchas veces la indican en casos de diarreas y se le puede suministrar mezclada con arroz y algo de pollo cocidos. Sin embargo, hay casos en los que los caninos son altamente sensibles, por lo que debes esperar a que no haya diarrea o vómitos para incluirla en su dieta.

Otros consejos que pueden ayudar con el tratamiento de la gastroenteritis, que puedes aplicar en casa son:

  • Transcurridas 36 horas sin mejoras de los síntomas, llévalo urgente el veterinario.

  • Si se suman síntomas como aletargamiento, fiebre, movimientos débiles y erráticos, requiere de pronta asistencia veterinaria.

  • Después del ayuno, el paso a la dieta tradicional del animal debe pasar primero por una dieta blanda indicada por el especialista.

  • No utilices tratamientos al perro que son indicados para humanos, las reacciones, fisiología y efectos no son iguales.

  • Utiliza un medicamento indicado en el tratamiento de afecciones en el intestino, y de origen homeopático.

¿Qué se le puede dar a un perro con gastritis?

Los perros enfermos necesitan cuidados especiales

A nuestros amigos perrunos también les puede dar gastritis y las molestias pueden ser bastante desagradables para él. Algunas de las causas de esta inflamación de la pared estomacal son una alimentación inadecuada, ingesta de fármacos, químicos o sustancias toxicas.

Mientras lo llevas al veterinario, es aconsejable:

  • Que no esté suelto a su antojo si este tiene el hábito de comer o lamer cosas que le pueden empeorar los síntomas.

  • Si presenta diarrea o vómitos, que tenga un ayuno de al menos 12 horas para que el estómago se recupere. Durante este proceso siempre debe tener acceso a agua fresca y limpia para beber, incluso debes tratar de que beba un poco ya que si no, puede deshidratarse.

  • Tras el ayuno, inicia la dieta con arroz cocido con pollo sin hueso y un poco de plátano.

  • El veterinario puede también recomendarte alguna croqueta especial con poca grasa, para que al comer no le haga daño.

  • A diario puedes suministrar una cucharada pequeña de yogurt natural antes de la comida.

  • La cantidad de alimento diaria hay que dividirla en varias porciones, así come más de una vez.

  • Dale a beber una infusión de manzanilla, ya que le ayudará desinflamar el estómago.

¿La gastroenteritis se contagia a otros perros o animales?

Según lo que ha generado la gastroenteritis, ésta puede ser contagiada a otros perros a animales, pero no a los humanos. Por ejemplo, cuando esta es motivada por la ingesta de alimentos en descomposición o basura, es poco probable que se transmita de un perro a otro.

Cuando las causas con por bacterias o virus, también hongos o bacterias incluso parásitos, la propagación de la enfermedad de un can a otro es perfectamente posible.

¿Se pega de perros a humanos?

Definitivamente la gastroenteritis sin importar que sea de origen vírico, bacteriano, fúngico entre otros, no se contagia a los humanos.

Es evidente que cuando tu can esta diagnosticado con gastroenteritis e incluso si tienes sospechas debido a los síntomas, debes realizar las precauciones debidas en el uso de las deposiciones, de sus utensilios como bebedero y comedero, así como de sus juguetes.

Lo más adecuado es que utilices guantes como los que usas en la cocina, o para hacer la limpieza en casa, especialmente para manipular sus cosas y solo para evitar que las bacterias o lo que sea que ha originado la enfermedad no contaminen otras cosas.

Estas medidas también se utilizan, cuando tienes varios perros o mascotas compartiendo el mismo espacio, ya que como hemos dicho, sí se contagia entre animales y en especial entre perros. En tal sentido, con estas medidas y el aislamiento preventivo del can enfermo, sería más que suficiente.

¿Qué hacer si tu perro no quiere comer por culpa de la gastroenteritis?

Si recién surgen los síntomas, puedes dejar que ayune antes de suministrarle una dieta blanda y tratar de que beba agua durante las horas de ayuno. Los alimentos hay que ofrecerlos en cantidades pequeñas para que el estómago las vaya aceptando sin problemas

Lo que no debes hacer es dejar pasar más de dos días sin que se alimente y con los malestares persistentes, en cuyo caso lo más acertado es llevarlo de urgencia al veterinario para diagnóstico y tratamiento.

Muerte por gastroenteritis hemorrágica en perros

La presencia de sangre en las heces y vomito del perro es un mal síntoma, si además las heces son malolientes, el perro puede estar ante la presencia de una gastroenteritis hemorrágica, que de no ser tratada en 24 horas máximo puede ocasionar la muerte por shock hipovolémico y colapso.

Por esta razón es imperativo que cuando hay estos síntomas específicos lo lleves a la consulta con el vete, puesto que si es tratada a tiempo, el pronóstico es bastante bueno.

El tratamiento consiste en la aplicación de fluidos isotónicos de forma rápida para neutralizar el shock hipovolémico, este se aplica las primeras 24 horas y dependiendo de qué tan grava es la situación. Esto va acompañado de ayuno total de sólidos y líquidos.

Heces con sangre por gastroenteritis en perros

Cuando observas sangre fresca en las heces de can, pueden ser producto entre otras cosas de la gastroenteritis hemorrágica, esta puede presentarse en heces blandas y también en diarreicas.

Te recordamos que ante cualquier síntoma de los que hemos mencionado de la gastroenteritis, lo más adecuado es que consultes primero al veterinario antes de aplicar cualquier medida en la casa.


Un comentario, deja el tuyo

  1.   Mayra Alejandra Montenegro dijo

    Hola necesito respuesta rápida le agradezco mucho. Que probióticos debo darle mil gracias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.