Cómo tratar a un niño por mordedura de perro

Perro con niño

Los perros pueden llegar a ser los mejores amigos de los niños, pero sólo si ambos (can y humano) se respetan mutuamente. Para que eso ocurra, es necesario que los padres del pequeño estén presentes cuando estén juntos, ya que de lo contrario podrían surgir problemas.

Los humanos tenemos una forma muy diferente de jugar cuando somos jóvenes: tendemos a coger las cosas, morderlas o ponernos encima. Todo esto molesta mucho al can, que puede llegar a sentirse amenazado y atacar. Si te encuentras en esta situación, sepamos cómo tratar a un niño por mordedura de perro.

¿Cuál es el tratamiento por mordeduras de perros en niños?

Antes de hacer nada, incluso antes de enfadarse (algo que no tendría ninguna utilidad), tenemos que curarle la herida al niño. Para ello, vamos a necesitar agua y jabón, suero fisiológico y gasas limpias. Una vez lo tengamos, le limpiaremos bien la herida, y se la desinfectaremos poniéndole suero. Si es una herida que está perdiendo mucha sangre o que se ve grave, inmediatamente después tenemos que llevarlo al médico.

Allí se la examinarán y se la desinfectarán. Si hay tejido muerto, se lo quitarán bajo anestesia y le cerrarán la herida. Además, para prevenir infecciones, lo más probable es que le recete antibióticos profilácticos por vía oral. En casos graves el medicamento se administrará por vía intravenosa.

¿Qué hacer si un perro muerde a un niño? ¿Cómo afrontar la situación?

Cuando un perro muerde a un niño o a otra persona podemos reaccionar de tres maneras distintas:

  • Una de ellas es violentamente, cogiendo al animal y gritarle por su mal comportamiento.
  • Otra es cogiendo al animal y, sin decir palabra, alejarlo del niño.
  • Y la otra es no haciendo absolutamente nada, como si en ese momento nos bloqueáramos.

¿Cuál es la mejor reacción? Sin duda alguna, la segunda. Aunque está incompleta. Después de alejar al perro, tenemos que averiguar por qué ha reaccionado así y, a partir de ahí, trabajar tanto con él como con el niño para que no vuelva a ocurrir.

Los niños hacen cosas que a los perros no les gusta, como cogerles de la cola, meterles los dedos en los ojos o echárseles encima. Tanto si somos los tíos, los abuelos o los padres del pequeño humano, tenemos que explicarle que estas cosas no puede hacerlas, porque hay que respetar al can para que pueda vivir feliz a nuestro lado.

Perro con amigo humano

Así, tanto el perro como el niño volverán a ser los amigos que siempre han sido 🙂 .

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *