Consecuencias del maltrato a los perros

El maltrato a los perros, ya sea físico o psicológico, siempre deja secuelas en el comportamiento del animal, especialmente si se han prolongado durante mucho tiempo.

Abusar de la autoridad, y no utilizar un método educativo que se base en la confianza y en el respeto, hará que nuestro perro desarrolle una actitud desconfiada con otros animales o personas.

En este artículo, te hablamos sobre los efectos psicológicos que los perros suelen adquirir cuando fueron abandonados,  maltratados físicamente, o psicológicamente. Es importante tener en cuenta que los perros no son robots, no está programados ni sienten todos de la misma forma, de ahí que determinados actos violentos les pueden afectar diferentemente. Lo que para uno puede ser lesivo física o emocionalmente, para otro quizás no tiene ningún tipo de repercusión.

Este artículo, te será especialmente útil si notas que el perro que has adoptado recientemente manifiesta signos de tristeza y quieres ayudarlo. Es probable que tu perro haya sido abandonado o maltratado anteriormente, por eso, es importante que conozcas cuáles son los signos, y en el caso de que presente alguno o varios, actúes de inmediato para revertir la situación y ayudarle a ser más feliz.

Te puede interesar: Mi perro está triste: ¿qué puedo hacer?

Solo en 2016, se registraron más de 135.000 casos de maltrato animal en España, la gran mayoría a perros. La cifra es abrumadora. Queda mucho trabajo por delante. Los abandonos, lesiones físicas, los gritos excesivos o los golpes, todos ellos, están considerados actos crueles y abusivos. Pero hay muchos más que son igual o más importantes, y que para muchos, pasan desapercibidos: como dejarlos atados o encerrados durante mucho tiempo en lugares fríos o con sol constante, o no proporcionarles las atenciones médicas que requieren.

¿Cuáles son las consecuencias psicológicas del maltrato a los perros?

Estudios especializados han comparado actitudes de perros domésticos con otros que fueron maltratados, y los resultados mostraron en estos últimos tasas significativas mucho más altas en hiperactividad, agresividad, miedo hacia personas o perros desconocidos, hiperapego, ladridos persistentes, comportamientos repetitivos o extraños.

Los abusos que se repiten durante meses o años, suelen agudizar los comportamientos de los animales, como la tristeza, la depresión, la agresividad o la desconfianza. Lo explicamos con más detalle a continuación:

Los perros que han sufrido maltratos, a menudo, experimentan cambios de comportamiento que podrían ser irreversibles. La desconfianza o la agresividad, son quizás los más complejos de trabajar. Un perro que ha sufrido reiteradamente a causa del abuso de autoridad de un ser humano, le tendrá miedo, y probablemente para el resto de su vida, o durante mucho tiempo. En este caso, lo mejor es consultar con un experto.

El miedo o agresividad excesiva, por desgracia, a veces no se puede sanar. Se han dado casos en los que no ha sido posible rehabilitarlos. En los casos en los que el animal supone un peligro para otras personas, se acaba recurriendo a la eutanasia practicada por un veterinario especializado, para así evitar más sufrimiento por parte del animal.

Otro tipo de conductas que el maltrato puede ocasionarles, es algún tipo de trastorno compulsivo, como ladrar excesivamente y a cualquier hora, lamer las superficies sin motivo aparente, perseguir su propia cola, o excavar de forma obsesiva todo tipo de terrenos.

Este tipo de comportamientos obsesivos, pueden disminuir considerablemente su calidad de vida, sus relaciones sociales, o su relación con la nueva familia. Los perros son animales que viven, desde sus orígenes, en manadas. Para su desarrollo, es imprescindible formar parte de alguna de ellas. Es por ello que el maltrato ocasionado por el ser humano, que posee una fuerza mayor, puede quebrar sus emociones y dejar profundas heridas emocionales, y por desgracia, en muchos casos, también físicas, como fracturas de huesos, quemaduras, llagas, cicatrices, mutilaciones de extremidades, y demás barbaridades.

Recordad que el Código Penal respalda a los animales frente al maltrato, considerándolo como un delito. Quienes abusen de los animales pueden ser condenados a prisión. En el año 2017, sin ir más lejos, la presidenta de la protectora de animales de Torremolinos (Málaga), Carmen Martín, fue condenada a tres años y nueve meses de cárcel por el sacrificio masivo e indiscriminado de perros y gatos. Afortunadamente, la ley ha avanzado mucho en cuanto las consecuencias del abuso y maltrato animal, aunque aún queda mucho camino por delante.

¿Qué hacer si adoptamos un perro que ha sido maltratado?

Si adoptas un perro que ha sufrido maltratos, deberás hacer un esfuerzo para que el animal se sienta relajado en su nuevo hogar, especialmente los primeros días. Es importante, según la etóloga y veterinaria Rosana Álvarez Bueno, que los perros pasen unos días en algún lugar restringido, separado de animales o niños, para que se sientan independientes y no se agobien. Por otro lado, la habitación debe contar con una cama caliente, agua y comida.

El contacto no debe forzarse, ya se irá acercando él poco a poco para establecer comunicación entre tú y él. Trata de entender que esa situación de paz es nueva para él. Su desconfianza se irá suavizando con el tiempo, hasta que se convierta en tu mejor amigo, y en el perro más agradecido del mundo por haberle rescatado del mismísimo infierno.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Maltrato Animal

Omar Higueras

Licenciado en Humanidades y con dos masters relacionados con el mundo de la Educación y la Gestión Cultural. No concibo la vida sin un buen libro,... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.