¿Dejas que tu perro te lama la cara?

Puedes dejar que tu perro te lama la cara

Imagina la situación. Has llegado a casa y escuchas desde el otro lado de la puerta a tu perro ladrando. Está encantado de que hayas vuelto y lo único que quiere es que quites ese obstáculo. Y, cuando lo haces, se abalanza sobre ti y empieza a lamer la cara. ¿Te suena?

Este comportamiento que a menudo hacen los perros y que es una forma de comunicación para contigo, a veces es bien recibido y a veces no. Pero, ¿debes dejar que tu perro te lama la cara? Hablemos de ello.

Esto parece muy inofensivo, te pones nariz con nariz con tu perro mientras le hablas, el té lame los labios o las mejillas con su lengua o cuando vuelves del trabajo llevas los labios hasta tu perro para decirle hola.

Esto puede sentirse como una demostración de afecto, pero cuando le quieres dar estos besos, los expertos advierten que no lo hagas. ¿Cuál es el daño?

¿Por qué los perros quieren lamer la cara siempre?

Descubre por qué los perros quieren lamer la cara

Para un perro, una lamida, un lametón, es una forma de comunicación. Con ello, lo que está haciendo es decirte que es tu amigo y que te aprecia. Además, es un comportamiento que adquieren desde pequeños. Por ejemplo, cuando una perra da a luz a sus cachorros, lo primero que hace es lamerlos para limpiarlos, y también para darles calor. Por eso es que ellos lo aprenden muy rápido. Conforme crecen, también ese comportamiento lo usan con su madre, con sus hermanos y sí, también contigo. Porque, ¿acaso ningún cachorro ha intentado lamerte?

Ahora bien, además de tener un significado de afecto, también es de curiosidad. Ellos no exploran el entorno con las manos, ni tocan todo lo que ven para saber qué es. Usan la boca para eso. De ahí que lamen, muerden, y demás comportamientos. Para ellos es una herramienta muy útil y que cada dos por tres utilizan, porque les da mucha información, no solo del objeto en sí, sino también de muchas otras cosas.

Por eso, un perro está encantado de lamer la boca, las manos o incluso los pies, porque para ellos son fuentes de interés, de mucha información. De hecho, así pueden saber tu estado de ánimo, o incluso si estás enfermo (recuerda que hay muchos casos donde las personas han sabido que estaban enfermas debido a su mascota, que no dejaba de lamer o de intentar morder para arrancar una zona concreta de su cuerpo).

Negar ese comportamiento no es bueno, pero tampoco dejarle a su libre albedrío. Por eso, hay que encontrar siempre un punto intermedio para que no sea molesto, y al mismo tiempo a tu perro le des esa información o esa posibilidad de mostrarte el cariño que te tiene.

Problemas de besar a un perro que no recibe todos los cuidados necesarios

El Dr. Neilanjan Nandi que es el asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Drexel y que está ubicada en Filadelfia, dijo en un correo electrónico que la mayoría de las bocas de los perros tienen una gran cantidad de bacterias, de hongos y de virus. Este doctor dice que la saliva de un perro tiene algunas proteínas que pueden ayudar en la limpieza o también ayudan a curar heridas aunque realizó un escrito que tituló “¿Por qué no darle besos a tu mascota?”.

Señaló que hay organismos únicos en los perros que los humanos no podemos combatir o tolerar. Algunas bacterias que están la boca de los perros conocidas como la E Coli, el clostridium, camplylobacter y la salmonella, pueden causar estas graves enfermedades en los intestinos y en el estómago de los seres humanos.

Lo cierto es que no tenemos que dejar que nuestro perro nos lama la cara, ya que cuando la saliva del perro toca la piel humana intacta y especialmente de una persona que lleva una vida sana, no es muy probable que tenga problemas por esto, aunque la saliva del perro y los patógenos pueden ser absorbidos de manera sencilla por las membranas mucosas de la boca, los ojos y la nariz y aunque no son comunes las enfermedades que se transmiten de esta forma, el doctor Kaplan recomienda evitar que el perro lama ciertas partes de la cara.

Por otra parte el doctor John Oxford de la Universidad Queen Mary de Londres que es experto en microbiología dijo que nunca se debe permitir que un perro lama la cara de las personas, porque no es solo lo que llevan la saliva sino que también ellos pasan el hocico por lugares desagradables e incluso huelen los excrementos de otros perros, por lo que su boca está llenas de virus, bacterias y a gérmenes.

¿Qué otras enfermedades puede transmitirse?

En estos casos pueden verse otras infecciones como lombrices y/o anquilostomas que pueden transmitirse en una práctica que recibe el nombre de coprofagia, en donde los perros se comen las heces de otros o lamen los anos de otros perros, esto lo dijo el Dr. Nandi. El Dr. Joe Kinnarney quien fue presidente de la Asociación Médica Veterinaria Americana y a partir de un estudio demostró que un cachorro puede tener entre veinte millones de huevos de lombrices en su tracto intestinal en una sola semana, incluso podemos poner el caso de un chico de Carolina del Norte que perdió un ojo por una infección por lombrices.

¿Existen otros peligros? El doctor Neilanjan Nandi dice que las personas tienen que ser conscientes de que no todos los perros desean ser besados y abrazados. Comúnmente las personas no saben cuándo los perros tienen miedo, están agresivos o sufren de estrés y si no tienes cuidado y colocas tu cara cerca de la de un perro esto podría ocasionar una grave mordedura.

¿Y los gatos? Es poco probable que los seres humanos se infecten por los gatos porque estos no comen heces, aunque la boca de los gatos se puede encontrar la bacteria llamada Pasteurella, que puede causar infección en los ganglios linfáticos y en la piel, esta enfermedad es conocida como la fiebre por rasguño de gato.

Para evitar todo esto, los expertos recomiendan evitar que tus mascotas te besen, también debes asegurarte que tu mascota se encuentra al día con todas sus vacunas, debes mantener a tu mascota alejada de las heces y tienes que lavarte las manos regularmente con agua y con jabón.

Entonces, ¿es bueno que lo hagan?

Es bueno que tu perro te lama la cara

La verdad es que hay muchos a favor y en contra de que un perro lama la cara. Y la verdad es que, si revisas un poco, sabrás que hay tanto «beneficios», como también «problemas» que pueden traer consecuencias negativas. Entonces, ¿es bueno no?

Has de tener en cuenta que un perro no mantiene una buena higiene de su boca, ni de su nariz. Dentro de la boca y de los dientes hay bacterias que puede contagiarte en esa lamida. Pero eso no implica que no puedas pensar en que tu perro te lama.

De hecho, siempre que el perro esté bien cuidado, que tenga todas las vacunas, esté desparasitado y goce de buena salud, no debería haber problema. Ahora bien, también es importante que, si te lame la cara, lleves a cabo una buena higiene. Es decir, que te laves la cara y las manos después de esa lamida, con el objetivo de eliminar los posibles problemas.

No debería ser un comportamiento que fomentemos, ya que los perros pronto lo aprenderán y querrán hacerlo siempre, pero siempre que tu mascota esté bien cuidada no debería entrañar un problema. Eso sí, aun así, debes tener cuidado.

Lo bueno de que tu perro te lama la cara

Si has tenido perro, seguro que alguna que otra vez te has acercado a él y te ha lamido la cara. En ese momento puedes haber tenido una reacción buena, es decir, que no te importe e incluso te guste que lo haga; o mala, apartándolo y lavándote la cara porque te pone nervioso ese comportamiento.

Pues bien, como te hemos comentado antes, hay muchos que están a favor o en contra. Pero, ¿cuáles son los argumentos de cada uno?

Aquí vas a conocer cuáles son las ventajas que tiene el dejar que un perro te lama la cara. ¿Estás de acuerdo con estas afirmaciones?

1. Te está protegiendo de alergias

Aunque no lo creas, es así. El sistema inmunológico que tenemos se fortalece cuando estás con un perro y dejas que te lama la cara (siempre y cuando esté sano, por supuesto). El motivo es que, como estás en contacto con un animal, ayuda a que tus defensas estén más altas porque siempre están preparadas para cualquier agente nocivo. De hecho, los expertos comentan que es ideal para evitar alergias o incluso el asma.

Si le preguntas a un médico o a un profesional acerca de si un niño es mejor que crezca con un perro o solo, la gran mayoría te dicen que una mascota puede ayudar al niño a tener un sistema inmunológico más fuerte, amén de socializar mejor, y tener otras ventajas. Por lo que refuta esta afirmación.

2. Se preocupa por ti

¿Qué hacen las perras con sus cachorros? Los lamen constantemente cuando son pequeños para proporcionarles calor, para limpiarlos, para darles calor… Pues algo así hace contigo. Lo que quiere es que estés bien.

3. Eres el jefe

A fin de «mantener la paz», los perros se animan a lamer a quien consideran que es el jefe, un comportamiento sumiso para que entiendan que no solo se preocupan, sino que también reconocen quién tiene el poder en esa relación.

4. Mejora tu humor

Cuando el perro te lame, te da defensas

Pues sí. Cuando llegas a casa estresado, sin ganas de habar ni de que otros te digan nada, y tu perro se te acerca y te lame, aunque no te guste, te puede cambiar el humor y hacer que sonrías. Y eso lo consigue aumentando tus niveles de dopamina y serotonina. Un simple lametón es capaz de hacer esto (y producir la misma sensación que cuando te besan).

5. Tú también le das defensas

Al igual que él ayuda a tu sistema defensivo, también lo haces tú a él, porque los microorganismos que nosotros tenemos hacen que su sistema inmunológico también se beneficie y esté siempre activo ante agentes externos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.