Cómo detener una pelea entre perros

Una de las situaciones más difíciles a las que nos podemos enfrentar como responsables de perros, es una pelea entre ellos. Un conflicto de este tipo puede desembocar en graves consecuencias como heridas y otras lesiones, ya que con tan sólo unos segundos basta para causar grandes daños. Por ello es importante que sepamos cómo detener el problema.

Prevención

Lo ideal es evitar que los dos perros lleguen a iniciar la pelea. Para ello hemos de observar atentamente el tipo de interacción que nuestra mascota tiene con los demás canes, y corregirlo a tiempo si advertimos que gruñe, ladra o enseña los dientes. Debemos hacerlo con una llamada de atención, como un tirón seco con la correa.

Mantener la calma

Lo peor que podemos hacer en esos momentos es gritar y alterarnos. Tenemos que mantener la calma, aunque eso sí, actuar rápidamente. Siempre sin golpear a ninguno de los dos animales ni tirar de sus cuerpos o correas, pues esto aumentaría su agresividad.

Arrojar agua o una manta encima

A ser posible, arrojar un cubo de agua sobre ambos perros o mojarlos con una manguera haría que se separaran inmediatamente como reacción instintiva. Lo mismo ocurre si tiramos una manta o abrigo sobre ellos, ya que se centrarán en librarse de la prenda y nos regalarán unos segundos para intervenir y controlar la situación.

Hacer ruido

Otro buen truco es hacer un ruido fuerte para llamar la atención de los canes. La mejor opción sería golpear algo metálico, pero cualquier sonido fuerte podría servir.

Elevar sus patas traseras

Esto hay que hacerlo siempre con la colaboración del dueño del otro perro. Ambos deben agarrar las patas traseras de sus perros, a la altura de la cadera, al mismo tiempo, para después elevarlos poco a poco. Los animales tardarán unos segundos o puede que minutos en soltarse, pero lo harán sin daños siempre y cuando nosotros no tiremos hacia atrás.

Nunca tirar del collar ni interponernos entre los dos

Cuanto más tiremos hacia atrás de sus collares, más aumentará su nivel de agresividad, con lo que podrían hacerse realmente daño el uno al otro. Por otro lado, no debemos interponer las manos ni los brazos entre los dos, pues podemos resultar gravemente heridos.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *