Cómo elegir el cuenco de comida para mi perro

Cuando estamos a punto de adquirir o de adoptar a un perro, una de las primeras cosas que tendremos que comprar será su cuenco de comida. Es algo que usará cada día y, por lo tanto, resulta fundamental que sea resistente, fácil de limpiar y, sobretodo, adecuado para el peludo.

Muchas veces compramos el que nos gusta a nosotros, sin tener en cuenta las necesidades del can. Por ello, te vamos a explicar cómo elegir el cuenco de comida para mi perro.

Tipos de cuencos de comida para perros

Comederos de acero inoxidable

Comedero de aluminio para perros

Son los más recomendables. Tienen el peso suficiente para que el peludo no pueda volcarlo (si es un animal de gran tamaño siempre podemos comprar uno que tenga el borde tapado con una goma), son fáciles de limpiar, y si son de buena calidad, son además anticorrosivos.

Comederos de cerámica

Comederos de cerámica para perros

Los comederos de cerámica son muy bonitos, pero frágiles. Si se caen, se rompen con facilidad. Sólo son aconsejables para perros de tamaño pequeño, como por ejemplo Yorkshire Terrier, Ratero mallorquín, o Bichón maltés.

Comederos de plástico

Comedero de plástico para perros

Imagen – Todo-animal.com

Son los más económicos. Además, no se rompen con facilidad, y se limpian fácilmente. Pero presentan dos inconvenientes: uno de ellos es que pueden producirle alergias al perro, y el otro es que al pesar tan poco no es aconsejable para peludos de mediano o gran tamaño.

¿Cómo elegir el más adecuado para mi perro?

Perro comiendo pienso

Ahora que hemos visto los tipos de cuencos de comida para perros que hay, podremos hacernos una idea de cuál debemos de escoger. No obstante, hay una serie de cosas que tenemos que tener en cuenta antes comprarlo, que son:

  • Orejas del perro: si tiene las orejas muy largas, tendremos que escoger un comedero que sea alto y estrecho para evitar que el animal tenga problemas a la hora de comer.
  • Personalidad: a un perro nervioso le tendremos que comprar un comedero con el borde elevado; en cambio, si es más bien tranquilo le podremos proporcionar uno con el borde más bajo.
  • Tamaño del cuenco: el perro pequeño necesita un comedero pequeño, y uno grande necesita un cuenco más grande.

Con todo, ahora sí podremos elegir el cuenco de comida para nuestro perro. Si te han quedado dudas sin resolver, no dudes en consultarnos 🙂 .

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *