Furosemida en perros

Principales causas del envenenamiento en perros y como podemos prevenirlas

En el siguiente artículo hablaremos de la furosemida para perros. Este medicamento es un diurético que puede ser recetado por un profesional veterinario, con la finalidad de contribuir a la eliminación de líquidos. Es conveniente insistir en que se le puede dar a nuestra mascota el furosemida siempre y cuando esto sea bajo un control de veterinario.

Continúa leyendo para que descubra la cantidad de dosis de furosemida para canes, las diversas presentaciones que puede tener el medicamento y los probables efectos secundarios y en qué ocasiones es mejor no suministrárselo al perro.

¿Para qué sirve la furosemida en perros?

perro mirando las pastillas que tiene una persona en las manos

Nunca es recomendable automedicar a tu mascota, dado que de hacerlo, podemos provocarle serios problemas que terminarán por afectar la salud de nuestro perro, tal como lo indicaremos en las siguientes líneas.

La furosemida es un principio activo que tiene la función de servir como diurético, lo que indica que ayuda a la eliminación de líquidos cuando estos están muy acumulados en el cuerpo. Es un fármaco que además se puede administrar a las personas. Es conveniente tener conocimiento de que hoy día, se cuentan con otros diuréticos, tales como la torasemida que en algunos momentos resulta más efectiva y que además puede ser recetara por un profesional.

Existen diversos motivos que puede favorecer la acumulación de líquidos que hemos mencionado. Por lo tanto, resalta el empleo de furosemida en canes cardiópatas. En las patologías del corazón se originan varias alteraciones en el cuerpo que contribuyen la acumulación de líquidos en diversas áreas del organismo.

Un claro ejemplo de esto es suministrar furosemida en canes con ascitis, donde la acumulación de líquido se da en la cavidad abdominal o en perros con edemas pulmonares, cuando el gran cantidad de líquido se haya alojada en sus pulmones. De igual manera, la insuficiencia cardíaca es otra de las razones por las que se debe administrar furosemida en el perro.

Posiblemente los casos anteriores sean los más usuales donde se emplee la furosemida en los perros, además de las patologías renales, dado que los perros que la sufren pueden padecer de edemas. Este medicamento se puede suministrar de vez en cuando o a largo plazo.

¿Cómo funciona?

El efecto de este medicamento suele darse con mucha rapidez, aunque lo que tarde en actuar y mantenerse variará de acuerdo al principio activo que escoja el profesional. Nos daremos cuenta de ellos de manera obvia, dado que para eliminar el líquido que sobra en el organismo, el perro tendrá muchas ganas de orinar y lo hará repetidas veces en grandes cantidades.

Este mecanismo suele estabilizar de forma rápido la salud de tu mascota. Un ejemplo, un perro que sufra de edemas en sus pulmones, es normal que sufra de tos, ya sean leves o muy graves, dado que la presencia del líquido en los pulmones obstaculiza su capacidad de obtener el oxígeno necesario para respirar bien. Con el consumo de este fármaco se intenta hacer que la respiración tenga mayor fluidez y por lo tanto disminuir la tos.

Presentación de furosemida para perros

Perro tosiendo

Este medicamento puede venir en dos formatos, ya sea por inyección o en tabletas. Bien sea la furosemida en inyección como la de tabletas debes ser prescrita por un veterinario. De igual manera, los dos formatos ofrecen una misma efectividad en su uso, aunque se debe mencionar que la versión en inyección tiene mayor eficacia, de manera más rápida que la furosemida en su versión para tabletas.

Dosis

La dosis exacta de este medicamento es imposible de obtenerla y que funcione de manera equitativa en todos los perros. No existe una cantidad del medicamento determinada ni una sola manera de administrarla. Esto se debe a que cada can presentará un cuadro individual.

Los perros acumularán una mayor o menor cantidad de líquido, presentarán sintomatología aguda o leve o se diferenciará su nivel de hidratación. Por lo tanto, se ha determinado una dosis de este medicamento, tanto máxima como mínima, pero será el profesional quien se encargue de elegir la correcta para tu perro, tomando en cuenta los distintos factores que se han mencionado.

También y de acuerdo con la evolución de la salud del perro, la dosis de este medicamento puede cambiar, de la misma manera que la cantidad de veces que se le suministre en el día. Por todas estas razones, aunque nuestra mascota ya se le haya administrado el medicamento, no se le debe dar por nuestra propia cuenta una dosis pasada, dado que esto no podría ser suficiente y, por lo tanto, su salud no mejoraría e incluso ser contraproducente para el estado que tenga, produciendo incluso que llegue a intoxicarse.

Furosemida en perros: efectos adversos

Se debe considerar que con el medicamento administrado, se eliminarán líquidos, por lo que se debe regular la hidratación del perro. Un suministro incorrecto de este medicamento puede producir que se deshidrate nuestra mascota, por tal motivo, en las situaciones más perjudiciales, el diurético debe ser suministrado por el mismo experto.

A pesar de que los diuréticos contienen un alto margen de seguridad, pueden ocasionar otros efectos, ya sea diarrea transitoria y si la dosis es mayor a la recomendada por el veterinario, podemos ocasionar que se intoxique. La intoxicación por este medicamento puede ser perjudicial, aunque esto estará sujeto al estado del can y la cantidad que se suministre.

Puede producir síntomas como mucha deshidratación, sed, una gran cantidad de orina eliminada, apatía, problemas de insuficiencia renales graves, lo cual es muy perjudicial para la salud del can, donde deberás llevarlo inmediatamente al veterinario, además de alteraciones en su ritmo cardíaco.

Contraindicaciones de la furosemida en perros

Cachorro de Tosa Inu

Respecto a las contradicciones del medicamento, se debe considerar tener precaución en razas de perros cuya tensión sea baja, deshidratados, cuando sufran de enfermedades renales sin producir orina, con patologías hepáticas o diabetes. Además se debe estar atento si la perra se encuentra gestando o lactando. De igual manera, estar precavido en cuanto a su suministro en los perros muy viejos o en los que estén débiles.

El artículo es únicamente informativo, por lo que, si quieres una opinión más confiable y con la facultad de determinar lo mejor para tu perro, debes ir a un veterinario, este será el encargado de guiarte por todo este proceso hasta que puedas mejorar la salud de tu mascota.

Por otra parte, debes siempre estar atento ante estos casos, de lo contrario, la salud de tu perro se puede deteriorar, ocasionándole la muerte y perdiendo así a un gran compañero. Además de perjudicar su calidad de vida.

Recuerda que las mascotas son compañeros de vida, por lo tanto no solo merecen respeto, sino también cariño y atención, de esta manera asegurarás que él pueda vivir sus años de manera tranquila y sin ningún tipo de complicación en su salud más allá de los síntomas que se producen a causa de la vejez.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes