Las 6 mejores piscinas para perros

Perro saltando a una piscina

El verano está a la vuelta de la esquina, por eso este es el momento ideal para barajar entre las distintas piscinas para perros y decidirnos por una que nos permita pasar unos buenos ratos con nuestro perrete en el patio o en el jardín.

Si hace poco hablábamos de las mejores puertas para perros, hoy hablaremos de otro accesorio hogareño. En esta selección con las mejores piscinas para perros podrás comparar entre varios modelos, todos disponibles en Amazon, hasta encontrar la piscina que mejor se adapte a tus necesidades (y a las de tu mascota, claro). Ya sea porque busques una piscina grande, pequeña o de plástico rígido, ¡las tenemos todas!

La mejor piscina para perros

Piscina en tres tamaños antiresbalones

La reina de las piscinas para perros de Amazon es, sin duda, este modelo con más de tres mil votos positivos. En primer lugar, destaca por tener tres tamaños distintos (M, L y XL) y por apenas ocupar espacio cuando se guarda. Además, está construido con un plástico resistente a las mordeduras de tu perrete. Además, puedes usarla tanto en interiores como en exteriores. El sistema de drenaje también funciona muy bien (es un tapón en el lateral) y no tiene fugas. Finalmente, la base es antideslizamientos y viene con un cepillo de regalo para poder limpiarla mejor.

Como punto negativo, algunos usuarios se quejan de que pierde agua, pero puede que sea algo puntual en algún producto defectuoso.

Piscinas para perros grandes

Difícilmente te equivocarás si escoges esta piscina para perros grandes con un llamativo color rojo (también está disponible en gris) que mide ni más ni menos que 160 cm, ¡más de metro y medio de diámetro! Ideal para las mascotas más grandotas, está disponible en otros tamaños, incluye su propia bolsa para guardarla y tiene un sistema de vaciado muy práctico, una válvula en el lateral para que no tengas que decantarla. Está hecha a base de PVC, tiene la base antideslizante y se caracteriza por tener un diseño muy robusto.

Piscinas rígidas para perros

Pero si eso no es una piscina… ¡es un barreño! Pues sí, pero son ideales si tienes un perro pequeño y a quien el plástico no le dure dos telediarios. Su estructura rígida y su capacidad de cincuenta litros lo convierten en una opción muy interesante para, como hemos dicho, aquellos con un perrete especialmente pequeño y destructor y que además tenga problemas de espacio, ya que por su pequeño tamaño cabe en cualquier sitio, ¡incluso dentro de una bañera!

Piscinas de plástico para perros

Pero volvamos a diseños más clásicos de piscinas para perros, por ejemplo, este clásico de plástico. Como en los modelos anteriores, ofrece resistencia, un suelo antideslizante y con tres tamaños para elegir. Además, esta es especialmente ajustada de precio, ya que por solo unos 30 € ya puedes disponer del modelo más grande.

Piscinas de PVC

Otro modelo en PVC con un bonito color rojo disponible en dos modelos de tamaño bastante grande, uno de 120 cm y un segundo de 160. Al estar hecha de este material no tóxico, es resistente y también incluye una base antideslizante para que tu mascota no pierda el equilibrio y juegue muy a gusto. Tiene la clásica válvula en el lateral para vaciarla con seguridad y se dobla para que al guardarla casi no ocupe espacio.

Piscinas para perros pequeños

Si la idea del barreño no te ha gustado y aún estás buscando una piscina para perros pequeños, este modelo te irá de maravilla: tarda poco en llenarse y aún menos en montarse, de hecho, ni siquiera necesita que la infles. Es muy resistente y la base es más gruesa que lo laterales para evitar roturas y desgarros que puedan vaciar la piscina.

Cómo escoger la mejor piscina para tu perro

Hay un montón de modelos de piscinas para perros disponibles, por eso puede ser muy útil que te detengas unos minutos en pensar qué es lo que más os conviene a ti y a tu mascota antes de dar cualquier paso. A continuación te damos unos cuantos consejos que esperamos que te resulten de utilidad:

El tamaño del perro

Efectivamente, una de las primeras cosas que tendrás que tener en cuenta es el tamaño de tu perrete. Si se trata de un caniche no necesitarás una piscina muy grande, mientras que si se trata de un cacho boyero de Berna vas a necesitar una piscina adecuada. Además, si escoges una más grande, en la que el perro no haga pie (o pata) tendrás que vigilarlo constantemente.

El sitio de la piscina

El lugar al que vayas a destinar la piscina para perros también es algo vital a tener en cuenta. Por supuesto, si tienes un balconcito pequeño no vas a poder poner los modelos más grandes, y si tienes un jardín gigantesco puedes aprovechar para decidirte por un modelo.

El uso de la piscina

Puede parecer que una piscina sirve solamente para bañarse, aunque lo cierto es que puede tener muchos otros usos, algo a tener en cuenta antes comprarla. Por ejemplo:

  • La piscina puede usarse para bañar a tu perro y mantenerlo limpito.
  • Si tienes hijos, también puede ser un lugar muy interesante donde los niños pueden jugar, e incluso llenarla de otros materiales como pelotas de plástico, arena…
  • También puede ser un parque para perros donde tener juntas todas sus cosas (mantas, cojines, comedero y bebedero…)
  • Finalmente, también se le puede dar uso como caja de partos para que la madre tenga a sus cachorrillos en un entorno seguro e impermeable.

Tus (y sus) necesidades

Por último, incluimos en este cajón de sastre las necesidades que podáis tener tu y tu mascota. Por ejemplo, si además del perro vas a usar tú la piscina, platéate comprar un modelo en el que podáis bañaros los dos. Por el contrario, si el perro es muy revoltoso y muerde con facilidad, te irá mejor un modelo que destaque por su robustez, por ejemplo, de plástico rígido.

Consejos para mantener tu piscina de plástico

Las piscinas para perros son un gran complemente para el verano, pero la combinación de mascotas, sol y exterior no siempre es buena… A continuación, te damos una serie de consejos para que mantengas tu piscina bien limpia y entera durante mucho más tiempo:

  • Al colocar la piscina, es importante que sea en un terreno liso, sin piedras ni nada que pueda desgarrar la base. Así, si estás en una terraza de baldosas, barre antes de colocarla. Si la quieres poner encima del césped, retira antes todos los elementos cortantes que puedas encontrar entre la hierba.
  • Córtale las uñas a tu perrete antes de usar la piscina. Si las lleva muy largas, puede desgarrar el plástico (por muy resistente que sea, los instrumentos cortantes son peligrosos) y provocar una fuga.
  • Cuidado con el sol. Si la piscina se queda demasiado tiempo al sol, el calor y la luz pueden hacer que el plástico se decolore e incluso que pierda fuerza, lo que podría provocar que la piscina se rompiera.
  • Además, es importante vaciarla enseguida y secarla bien antes de guardarla, de lo contrario podría aparecer moho, que a su vez podría dañar la piscina.

Dónde comprar piscinas para perros

Las piscinas para perros se encuentran muy fácilmente, especialmente en estas fechas, cuando ya empieza a apretar el calor, en muchos lugares diferentes.

  • En Amazon hay muchísimos modelos distintos. Además, si los modelos para animales no te terminan de convencer, puedes escoger uno para humanos, ya que el funcionamiento viene a ser más o menos el mismo. Y todo combinado con el sistema de entrega de Amazon, que a veces incluyo te ofrece la opción de que te llegue el mismo día.
  • En las tiendas de animales, especialmente online, también encontrarás surtido de piscinas para perros. Las más usuales, TiendaAnimal y Mimascota, tienen modelos chulos, además de la opción de traértelo gratis a casa a partir de un precio determinado (como las piscinas son algo costoso, casi seguro que te sale gratis).
  • En grandes superficies “para humanos” también puedes encontrar unas cuantas piscinas (que además podrás ver en persona si así lo prefieres). Hablamos de lugares como Carrefour, Leroy Merlin, Brico Depot, El Corte Inglés y Decathlon en los que, además, podrás tener asistencia personalizada y profesional para comprar la piscina que más te convenga.

Las piscinas para perros son un complemento fantástico, ahora que llega el verano, para que nuestro perro esté fresquito, pero también pueden resultarnos útiles el resto del año si las usamos para otras muchas cosas. Dinos, ¿tienes alguna piscina para tu mascota? ¿Has probado alguno de estos modelos? ¿Nos recomiendas alguno? Recuerda que nos encanta leer todo lo que nos queráis contar, para ello, ¡solo tenéis que dejarnos un comentario!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.