Ojos azules en perros

perro mayor con enfermedad ojos

La enfermedad de los ojos azules en perros se debe especialmente  a un factor genético como el gen Merle o albinos de la serie C. A la mayoría le viene a la mente la singular belleza del Husky siberiano, sin embargo, cuando el perro no tiene los ojos azules naturalmente sino que va adquiriendo esta coloración con el tiempo, es síntoma de alguna enfermedad con efectos oculares.

Una de las razones más comunes de presentar un aspecto nublado y azul grisáceo en la pupila es el envejecimiento de la mascota. Por otro lado puede ser un síntoma de alguna enfermedad a la que se le debe poner especial atención. A continuación, ofreceremos una lista de posibles causas y recomendaciones de interés para los dueños de perros.

 Enfermedades que presentan ojos azules entre sus síntomas

cachorro de perro con ojos azules

Entre las enfermedades  que presentan entre sus síntomas la modificación en el tono de los ojos a un color azulado se encuentran: la queratitis, cataratas, esclerosis nuclear, distrofia, glaucoma, etc. Por supuesto, no es que cambie la pigmentación del ojo, lo que sucede es que se le coloca como una pantalla de color azul grisáceo en la pupila que es evidente que no es normal. Esta condición tiene varias causas entre las que destacan enfermedades como:

Queratitis intersticial

La Queratitis intersticial que a su vez es causada por hepatitis infecciosa canina se encuentra entre las enfermedades que pueden afectar el color de los ojos de los perros. Entre los síntomas de esta enfermedad se encuentra la inflamación de la córnea y la forma de identificarlo es que aparece en el ojo una especie de telilla blanquecina.

El virus de la hepatitis infecciosa canina tiene como principal síntoma una capa blanca en la región ocular que es observable en un lapso de diez días después de que el perro se haya visto expuesto a la enfermedad. Esto viene acompañado de un constante lagrimeo, estrabismo y fotofobia. Una vez que la mascota ya se ha recuperado se mantiene presente como secundario los ojos nublados con un tono azul grisáceo.

La Hepatitis infecciosa canina la provoca un virus denominado Adenovirus canino tipo 1. Es muy contagiosa, pero se evita perfectamente si se respeta el calendario de vacunas desde que la mascota es cachorro hasta adulto. No obstante, si el perro se contagia antes de ser vacunado, el virus se reproduce en los tejidos y se elimina por las secreciones. La mascota será portadora de la hepatitis aunque esté sano, durante aproximadamente nueve meses.

La hepatitis en los perros afecta gravemente al hígado, los riñones y vasos sanguíneos. Entre los  síntomas destaca  la fiebre e incluso diarrea con sangre. En algunos perros pasa desapercibida, mientras que a otros los mata en cuestión de horas. La nube azulada en los ojos desaparece a los pocos días de haber superado la enfermedad.

Cataratas

Las mascotas también pueden padecer de cataratas formando estas una nubosidad azulada. Existen casos donde las cataratas avanzan lentamente, sin embargo, algunas veces puede dejar ciegas a las mascotas en cuestión de días o semanas. Esta enfermedad en los perros por lo general es heredada o causada por la diabetes.

En el caso de ser congénita se estudia con cuidado el avance de la enfermedad, pudiéndose revertir los efectos con una intervención quirúrgica. No obstante, si la causa es la diabetes también se debe controlar la condición para que se pueda revertir la catarata con éxito. Se debe vigilar constantemente y una posible solución es la cirugía.

Artículo relacionado:
Cómo saber si mi perro tiene cataratas

perro con ojos azules y la lengua fuera

Glaucoma

El glaucoma en los perros es una afección que se presenta por un aumento de la presión en la parte interior del ojo de la mascota. Esta condición es dolorosa porque se acumula líquido dentro del ojo que no drena correctamente. Esto es precisamente lo que ocasiona el cambio en la pigmentación ocular.

Esta enfermedad ocular se puede iniciar presentándose en un ojo, pero eventualmente se extenderá a los dos. El glaucoma primario es hereditario y el secundario es síntoma de otra enfermedad como: uveítis, desprendimiento de retina, desplazamiento de las lentes y cáncer de ojo.

Lamentablemente el glaucoma en los perros es una enfermedad muy dolorosa y solo se puede determinar el avance para poder decidir el momento exacto en que se debe proceder a extirpar el globo ocular. Aunque suene como una solución poco ideal, actualmente, es el único tratamiento efectivo que puede proporcionar un alivio a la mascota.

Uveítis anterior

La uveítis anterior o iridociclitis es una enfermedad que pueden adquirir algunos perros. La misma consiste en una inflamación del iris, cuerpo ciliar y úvea del ojo.  Es una situación muy dolorosa y compromete negativamente el 100% de la visión del perro. Por lo general, esta enfermedad no se presenta de forma aislada, ya que siempre es una consecuencia de otra afección en el perro.

La nubosidad azulada se presenta acompañada de mucho lagrimeo y también existe la posibilidad de desarrollar estrabismo. El tratamiento de esta enfermedad es sintomático, con medicamentos contra el dolor y la inflamación. Se debe solucionar con prontitud y determinar si es posible la causa que está generando la enfermedad.

Distrofia corneal

Esta enfermedad de carácter hereditario afecta a los dos ojos de la mascota. Aparte del aspecto azulado de los ojos no es doloroso, ni afecta a la calidad de la visión. La distrofia que da la apariencia azulada del ojo es la estromal y no requiere tratamiento. La distrofia corneal endotelial y epitelial sí son un poco más agresivas, ya que causan dolor, lagrimeo y requieren de seguimiento veterinario.

Recomendaciones

perro de tamano pequeno con enfermedad en los ojos

Aunque no siempre es una señal de alarma, la nubosidad azul en los ojos de los perros es señal de que se debe acudir a la consulta veterinaria con el objetivo de diagnosticar con precisión los orígenes. Aunque algunas causas son inofensivas y no tienen efectos negativos, los dueños no se deben confiar y lo ideal es contar con una opinión profesional.

No solo debe ser señal de atención la nubosidad de tono azulado en los ojos de los perros, ya que existen varios síntomas que son indicativos de que la mascota puede estar sufriendo algún tipo de enfermedad ocular. Los dueños deben estar muy atentos cuando el perro presenta sequedad o lagrimeo excesivo. 

Las legañas exageradas también deben ser motivo de visita al veterinario. El enrojecimiento, supuración, restregarse la vista constantemente o que empiecen a tropezar con los objetos, son señales de que la visión del animal está comprometida y se debe atender a la mayor brevedad.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.