Parvovirus canino

veterinario poniendo una vacuna a un perro

El parvovirus canino, también conocido como parvovirosis canina, es una enfermedad vírica la cual por lo general afecta a los cachorros, aunque es posible que afecte a toda clase de perros, incluso si se encuentran vacunados. Consiste en un padecimiento sumamente contagioso y letal que suele afectar a los intestinos y que normalmente se manifiesta a través de una diarrea sanguinolenta.

En numerosos casos y debido al desconocimiento que existe sobre la enfermedad, muchos propietarios terminan por confundir esta dolencia con los síntomas del parvo, causando así un diagnóstico erróneo.

¿Qué es el parvovirus canino? ¿Cómo actúa?

cachorro en el suelo con la lengua fuera

El parvovirus canino es un virus que logró ser identificado en el año 1978, a partir de ese momento la cepa inicial varió geneticamente, por lo que existen diversas manifestaciones de este padecimiento que impiden detectar el virus con facilidad.

Estamos hablando de una enfermedad que suele afectar en mayor medida a los intestinos y causar enteritis, además, puede ser desarrollada por cualquier miembro de la familia Canidae, lo que significa que todo perro, lobo y/o coyote es susceptible a padecerla.

Esta enfermedad infecciosa se caracteriza por tener una gran resistencia no solo a factores físicos, sino también químicos, además, de contar con una supervivencia realmente alta dentro del medio ambiente.

De igual modo, hay que decir que posee cierta predilección a instalarse dentro de las células de reproducción rápida, entre las que se encuentran, por ejemplo, las intestinales, los tejidos fetales y/o tejidos del sistema inmunológico. Sin embargo, en los casos de mayor gravedad es posible que logre atacar incluso el músculo cardíaco, causando la muerte súbita del animal.

La presencia de este virus dentro del intestino de los perros aumenta el riesgo que tiene el animal de desarrollar una infección bacteriana. De igual forma, cuando el tejido epitelial se encuentra afectado, es posible que las bacterias pasen hacia la sangre en las heces de los perros y terminen causando una infección generalizada.

Síntomas

Como mencionamos anteriormente, el parvovirus canino cuenta con una gran predilección hacia la mutación genética, sin embargo, la detección de esta terrible enfermedad suele ser posible mediante sus síntomas más comunes, que siempre se presentan cuando el perro tiene este virus. Pero, ¿de qué modo comienza el parvovirus en los perros?, ¿Cuáles son los principales síntomas de la parvovirosis canina?

  • Reducción del apetito.
  • Fiebre.
  • Vómitos realmente severos.
  • Deshidratación.
  • Es posible que el perro entre en shock como consecuencia de la pérdida de fluidos.
  • Soñolencia, cansancio y/o inactividad en los perros.
  • Debilidad.
  • Diarrea sanguinolenta y en abundancia.
  • Es posible que su corazón se vea afectado.

Por lo general, son síntomas parecidos a los causados por la gastroenteritis, de manera que en numerosas ocasiones suele confundirse y en consecuencia, ser detectado tardíamente. Asimismo, se pueden confundir los síntomas generados por este virus con varias de las señales que muestra el envenenamiento en perros.

Es preciso que conozcas que cada uno de estos síntomas (diarrea, vómitos, decaimiento, fiebre, etc.), causan una deshidratación bastante rápida en el perro, de manera que lo más conveniente siempre será comenzar el tratamiento tan pronto como sea posible. A pesar de eso, es necesario destacar que los perros afectados no siempre presentan estos síntomas clínicos, ya que en ciertos casos, suelen pasar desapercibidos tanto en los cachorros que aún son muy pequeños como en los perros de más edad.

perro con la cabeza en el suelo porque esta enfermo

Cuando se presentan los casos de más gravedad, es posible que el parvovirus canino cause una reducción de los glóbulos blancos, además y cuando el perro que padece el virus es un cachorro que aún no ha alcanzado los tres meses de edad, existe la posibilidad de que presente una inflamación en el corazón o filariosis canina. Esto no generaría síntomas como la diarrea y podría causar que el cachorro muera en un par de días o, incluso en algunos minutos.

En caso de lograr sobrevivir, existe el riesgo de que el daño cardíaco sea muy severo, por lo que es posible que esta afección termine con la vida del perro. De modo que al percibir algunos o varios de estos síntomas, lo más conveniente suele ser llevarlo rápidamente  a un veterinario de confianza con el fin de que lo examine y puedas lograr un diagnóstico acertado y a tiempo.

Transmisión del parvovirus canino

Este virus suele ser sumamente estable dentro del medio, de manera que su presencia en espacios públicos podría suponer una epidemia dado que tiene la capacidad de mantenerse en un mismo lugar a lo largo de varios meses. Esa es la razón por la cual normalmente los perros suelen contagiarse con parvovirosis canina al estar en perreras, refugios, zonas de ocio o parques para perros.

Y pese a que es cierto que hay razas que suelen ser más vulnerables a padecer esta enfermedad, como son por ejemplo el Pitbull terrier, el Pastor alemán, el Rottweiler y el Dóberman, lo cierto es que también hay ciertos factores que podrían predisponer a tu perro a padecer este virus, como por ejemplo: el estrés, la sobrepoblación y/o los parásitos intestinales.

Como ya mencionamos anteriormente, resulta común que esta enfermedad afecte a los cachorros con menos de 6 meses, pero es igualmente habitual que sea padecido por perros adultos que no se encuentren vacunados. Ese es el motivo por el cual son tan importantes las visitas al veterinario de forma regular, al igual que mantener un correcto seguimiento del calendario de vacunación de tu mascota.

Artículo relacionado:
Vacunas necesarias antes de salir a la calle

Pese a que hay diversas vías de contacto, el parvovirus canino normalmente se transmite de forma oral, en el momento en que los perros tienen contacto con orines o heces infectadas, al igual que con la leche materna, comida o diferentes objetos, incluso, es posible que sus dueños los lleven en sus zapatos y no lo sepan.

Además, es preciso señalar que varios roedores o insectos también suelen ser portadores de este virus, de modo que desparasitar a tu mascota tiene que ser una prioridad a la hora de impedir dicha infección.

Los perros que ya se encuentran infectados terminarán por eliminar el virus a lo largo de tres semanas, tiempo antes de comenzar a exhibir alguno de los síntomas clínicos causados por esta enfermedad; después de haberse recuperado continuarán difundiéndolo por cierto periodo de tiempo. Cabe mencionar que el parvovirus canino no se contagia en seres humanos.

Diagnóstico diferencial del parvovirus canino

perro de tamano pequeno siendo obscultado en el veterinario

Normalmente, es posible diagnosticar esta enfermedad a través de la simple observación de los síntomas clínicos exhibidos por el can, sin embargo, lo más conveniente debe ser siempre confirmar el diagnóstico realizando algunas pruebas de laboratorio. Además, para llegar al diagnóstico, el veterinario se encargará de examinar las muestras de heces del perro con el propósito de establecer si existe la presencia de los antígenos de la parvovirosis canina a través de un kit de diagnóstico.

Tratamiento del parvovirus canino

Una vez que se cuente con un diagnóstico definitivo que indique que tu perro padece esta enfermedad, es preciso que el veterinario analice la situación, confirme el diagnóstico de la enfermedad y efectúe el tratamiento necesario. El mismo deberá comenzar tan pronto como sea posible y sus mayores objetivos consistirán en combatir determinados síntomas como por ejemplo: la deshidratación, diarreas, vómito y el desequilibrio electrolito, entre otros.

Cabe señalar que no hay un tratamiento que sea completamente efectivo a la hora de combatir este virus, sino que los veterinarios suelen seguir una serie de tratamientos que, en la mayor parte de las ocasiones, suelen ofrecer buenos resultados.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.