Proyecto Pepo, perros contra la violencia doméstica

La violencia doméstica es uno de los peores males de nuestro siglo. Si bien es cierto que siempre la ha habido, hoy día gracias a Internet y a los distintos medios de comunicación nos da la impresión de que el número de casos no hace sino que aumentar, por desgracia. Y es que cuando te maltratan, y si además lo hacen de forma continua, te arrebatan tu autoestima, tu dignidad, y por supuesto tu felicidad. Por eso es tan importante pedir ayuda, porque nadie merece vivir con miedo… porque eso no es vida.

Por suerte, cada vez hay más formas de ser ayudado, y una de ellas fue dada por los responsables de lo que terminó siendo el Proyecto Pepo, en el cual lo que se hace es utilizar a los perros para proteger a las víctimas. El término ‘utilizar’ puede tener connotaciones negativas, pero cuando ves los vídeos y las fotos de las sesiones de entrenamiento te das cuenta de que los perros están muy bien, y no solo eso: poco a poco se convierten en un soporte que casi podríamos calificar de vital para los participantes.

¿Qué es el Proyecto Pepo?

El Proyecto Pepo es una iniciativa que lleva desde el 2009 en funcionamiento. Empezó en el seno de una empresa que se dedica a entrenar perros de seguridad, cuando una mujer víctima del maltrato machista le pidió que entrenara a su peludo con el fin de poder mantener alejado a su agresor. Y después de ella, fueron muchas más.

Los responsables del proyecto pronto se dieron cuenta de lo beneficiosos que eran (y son) los perros para las mujeres, ya que como ellos mismos indican, cuando van por primera vez al centro llegan con muy baja autoestima, y con una gran inseguridad, pero con el paso de las semanas se van recuperando, poco a poco. Recuperan el valor y las ganas de salir de sus casas, pues saben que una vez se les asigna un perro, este va a estar con ellas siempre.

Además, no hay que olvidar que todos queremos sentirnos útiles. Y, ¿qué mejor que aprovechar nuestro tiempo en pasear a nuestro querido peludo? ¿En jugar con él? ¿En pasar todo el tiempo posible con el fin de que sea feliz?

Los perros protectores del Proyecto Pepo hacen lo que cualquier otro perro puede hacer: proteger a su humano, es decir, evitarle una situación conflictiva sin agredir a nadie, simplemente tratando de intimidar al maltratador con el lenguaje corporal, y en caso de ser necesario, empujándolo para alejarlo. No lo morderán jamás, pues no están entrenados para eso.

¿En qué consiste?

Las participantes que tienen la suerte de entrar en el proyecto, reciben una formación gratuita de 150 horas impartida por educadores caninos y psicólogos para convertirse en adiestradoras del perro que se les asignará. Es importante decir que estos animales ya han recibido un adiestramiento previo, pero una vez que tienen una humana se deben de acostumbrar a que sea ella quien les dé las órdenes y sepan cuándo necesitan ayuda (por ejemplo, han de detectar cuándo está nerviosa o cuándo se ha quedado paralizada, o cuándo tiene miedo).

Hacer eso para un can es sencillo, pues no solo tienen los sentidos más desarrollados que nosotros sino que además están muy pendientes de nuestras reacciones, así que la relación entre un perro pepo y su humana enseguida se establece, y también enseguida empieza a ser beneficiosa para ambas partes.

¿Cómo son los perros del Proyecto Pepo?

Teniendo en cuenta que han de proteger, se eligen perros grandes y musculosos, pero también muy sociales, pues pasarán el resto de su vida con una persona que ha sufrido una situación traumática, puede que durante años. Entre las razas más usadas son el pastor alemán o el pitbull por ejemplo.

Todos ellos llevan bozal, y son paseados con una correa, para cumplir con la normativa y, de paso, conseguir que las víctimas del maltrato se sientan aún más seguras.

¿Dónde se hace?

Por ahora, solo en la Comunidad de Madrid (España). Hasta allí llegan mujeres de toda España, aconsejadas por policías sobretodo. Esperamos que poco a poco todas las provincias cuenten con Proyecto Pepo… o similar, porque sin duda la iniciativa lo vale.

¿Conocías este proyecto?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.