Remedios caseros para curar la conjuntivitis canina

La conjuntivitis es un problema que afecta a los ojos de los perros

La conjuntivitis es una enfermedad que requiere tratamiento médico para sanarse. Además, hay que tener en cuenta que puede contagiarse fácilmente si no se toman una serie de medidas de higiene básicas, como limpiarse las manos antes y después de tocar al animal. Aún así, para evitar problemas podemos hacer algunas cosas que servirán para que nuestro peludo se recupere lo antes posible.

Por eso, a continuación te vamos a decir qué remedios caseros para curar la conjuntivitis canina más eficaces hay.

Remedios caseros más utilizados

Revisa los ojos de tu perro por si tuvieran conjuntivitis

Límpiale los ojos con manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antibacterianas que se han aprovechado durante siglos para curar las infecciones de los ojos. Hoy en día, sigue siendo uno de los mejores remedios caseros que existen, y uno de los más fáciles de preparar.

Tan sólo tienes que hacer una infusión de manzanilla (puedes hacerlo con los sobres que se venden en los supermercados), dejar enfriar y humedecer una gasa limpia para luego limpiarle el ojo. Luego, con otra gasa repite lo mismo con el otro.

Ponle compresas de calor/frío

Alternar compresas de agua tibia con frías ayudará a aliviar los síntomas de la conjuntivitis en tu perro. Mientras que el frío reducirá el enrojecimiento y la inflamación, el calor aliviará la irritación. Eso sí, para que surja efecto tienes que dejárselas cinco minutos.

Considera la opción de ponerle un collar isabelino

Si tu peludo se ve visiblemente molesto y no deja de rascarse el ojo afectado, puede ser necesario colocarle un collar isabelino. Este tipo de collares los encontrarás a la venta en las clínicas veterinarias, pero también en las tiendas de productos para animales y en tiendas online.

Dale una alimentación de calidad

Somos los que comemos. Para que el organismo pueda luchar contra los microorganismos que lo están afectando, debe de recibir todos los nutrientes que necesita. Por eso, es muy recomendable darle al peludo comida que no tenga cereales ni subproductos.

Utiliza Suero Fisiológico

Si realizas una consulta al veterinario con la inquietud de que tu perro está teniendo este tipo de problema en sus ojos, seguramente este te proporcione suero fisiológico, para que tú limpies esa zona ocular del perro que está siendo afectada.

Esto hará que nuestro perro sienta menos la molestia producida por esta afección, que suele representarse en forma de lagañas que deben ser extraídas. El suero fisiológico lo conseguirás en todas las farmacias y podrás realizar tantas aplicaciones como sea necesario. Deberás colocar un poco de esta solución en una gasa y realizar un masajeado de la zona afectada con esta, con el cuidado específico.

Colirio Antialérgico (En caso de alergia)

No sucede en todos los casos, pero suele ocurrir que algunos perros contraen una conjuntivitis proveniente de una alergia. Esto puede suceder por la intrusión de algún tipo de cuerpo extraño, aunque también por el roce con algún elemento que nos produce alergia, entre muchas otras posibilidades.

El profesional nos recomendará utilizar este líquido que significará una solución para nuestro perro, ya que posee componentes antiinflamatorios necesarios en estos casos. Solo habrá que colocar unas gotas sobre el ojo afectado. Algo que debes tomar en cuenta es que si este ojo también posee algún tipo de herida a causa de esto, debes ver al especialista, pues esto no servirá de mucho.

Tomillo

Una de las plantas que posee propiedades medicinales con respecto a la conjuntivitis de nuestros queridos canes es la de tomillo. Esta planta posee importantes características antiinflamatorias así como también desinfectantes, por lo que es favorable para el tratamiento de cualquier tipo de conjuntivitis, sea esta infecciosa o alérgica.

Deberás realizar una infusión, para después colarla y dejarla enfriar hasta que llegue a estar tibia. Se debe utilizar una vez que llega a estar cerca del frío, sin llegar al estado de fermentación, pues eso trae más bacterias. Con una gasa embebida en esta infusión limpiarás el ojo afectado de tu mascota con un masaje cuidadoso.

Orégano

De la misma manera que sucede con el tomillo, el orégano también es utilizado de la misma manera, con el similar proceso de realizar una infusión con este para ser aplicada en el ojo afectado de tu perro, significando un tratamiento natural con propiedades beneficiosas para tratar la conjuntivitis.

Las características favorables del orégano tienen que ver con sus propiedades tanto antifúngicas como antiinflamatorias y antibacteriales, que la hacen muy importante para tratar los tipos de conjuntivitis que tienen que ver con agentes alérgicos o provocados por bacterias u hongos. Su componente antiinflamatorio hará que se reduzca considerablemente la hinchazón e irritación.

Caléndula

Otro de los remedios caseros que te pueden servir de mucho para que tu mascota mejore es realizar una infusión con caléndula natural, por una gran cantidad de propiedades, entre las que se encuentran las antiinflamatorias, antibacterianas, calmantes y antisépticas.

Uno de los componentes que diferencia a la caléndula de las plantas anteriormente mencionadas es el que le otorga propiedades cicatrizantes, que la hacen muy importante para aquellas conjuntivitis que generan algún tipo de herida en el ojo del animal. Es muy efectiva para todos los casos de conjuntivitis bacteriana en los perros.

Hinojo

Las potentes propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que posee el hinojo lo convierte en otro de los remedios caseros naturales que sirven para afrontar los diferentes casos de conjuntivitis canina.

Un factor importante en el hinojo es que posee componentes que favorecen a desaparecer el enrojecimiento en el ojo de nuestra mascota, además de ser muy indicada para reducir las bacterias, en el caso de que se trate de una conjuntivitis de tipo bacteriana.

¿Qué es la conjuntivitis en perros?

Lleva a tu perro al veterinario si tiene conjuntivitis

De la misma manera en que los seres humanos tienen conjuntivitis, los perros también sufren este padecimiento. Se trata principalmente de una inflamación, que sucede en la membrana conjuntiva que se encarga de recubrir el ojo, generando al mismo tiempo una inflamación en los párpados que le generará a tu perro un malestar muy particular.

Esta membrana presenta en su estado normal características de viscosidad, siendo una capa muy fina y también traslúcida, pero este último aspecto se perderá durante una conjuntivitis, pues este tejido se enrojecerá, generando al mismo tiempo ardor, hinchazón y lagrimeo en los ojos de tu querido can.

Así como este es un problema que afecta de manera muy común a las personas, en el caso de la conjuntivitis canina también es una enfermedad que a los perros les puede llegar a suceder con cierta periodicidad. Si bien implica una molestia muy significativa para nuestros perros, esta enfermedad tiene un período de tiempo en los ojos de nuestros animales y es muy difícil que este trastorno afecte la vista de nuestras mascotas de manera permanente.

¿Cómo se cura la conjuntivitis en los perros?

Pase lo que pase con tu perro y cualquiera que sea el tipo de irritación ocular que veas en él, siempre lo primero que deberías hacer es consultar a un profesional veterinario, que te otorgue el tipo de diagnóstico adecuado para el problema específico de tu mascota.

Esto quiere decir que bajo ningún caso debemos elegir por nosotros mismos un tipo de tratamiento, sin conocer cuál es el caso específico de conjuntivitis que nuestro perro está transitando.

Si la conjuntivitis es causada por la afección ocular que mencionamos, sin que esta sea un efecto secundario de algún otro tipo de enfermedad que puede tener el perro, el tratamiento se basa específicamente en la limpieza ocular mediante la utilización de gazas estériles embebidas en alguna solución.

En algún otro momento se probó utilizar soluciones de tipo tópicas, pero la absorción por parte de la piel es muy difícil, así como también su aplicación y esto tiene que ver con que esta zona es muy delicada.

En el caso de que tu can haya presentado conjuntivitis en reiteradas ocasiones antes, y pretendas que esto no vuelva a suceder, puedes utilizar diferentes métodos de prevención, como realizar este tipo de limpiezas a los ojos, pero de manera frecuente y sin la enfermedad, evitar que el perro se acerque a productos químicos, cortar el pelo que se encuentra cercad e la zona del ojo del perro y realizar revisiones con cierta periodicidad en el veterinario.

¿Cuánto tiempo dura?

Las conjuntivitis de los perros tendrán una duración en función de la gravedad o de la causa que ha desencadenado la inflamación del tejido conjuntivo del ojo de tu mascota, por lo general, esta es una enfermedad de corta duración.

También dependerá de si el tratamiento que se está llevando a cabo para paliarla es el adecuado. Esto quiere decir que el tiempo que la inflamación sea una molestia para el perro puede depender significativamente de la rápida acción por parte de nosotros.

Los casos menos duraderos son los de conjuntivitis por irritación, que en pocos días estarán solucionados. En contrapunto, las conjuntivitis de tipo víricas, son las que más suelen durar, pudiendo llegar el perro a experimentar sus síntomas por el tiempo de 15 días aproximadamente.

Las conjuntivitis de tipo bacteriana suelen durar entre siete y diez días y en el caso de las alérgicas, pueden desaparecer en pocos días la inflamación provocada por el cuerpo extraño. Que el animal no se encuentre más en exposición a este alérgeno hará que este tipo de conjuntivitis dure menos.

Si pensaste en que tu perro puede llegar a tener algún caso de conjuntivitis es porque seguramente revisaste sus ojos y los hayas visto un tanto irritados, enrojecidos o secos.

Se suele ver de manera precisa que el animal no se siente del todo bien con la mirada, o puedes ver que presenta algún tipo de secreción ocular de tipo acuosa, que se puede volver amarillenta o verdosa en los casos más fuertes.

Es posible que también lo veas intentando llevar sus patas a los ojos, por cierto picor, así como también puede rechazar a la luz, como señales de molestia que seguramente se deban a un caso de conjuntivitis.

¿Cómo se contagia?

Cuando nos referimos a una conjuntivitis de tipo alérgico, estamos hablando de un modo de conjuntivitis que no se contagia, sino que tiene que ver precisamente con una reacción alérgica o por una erosión de la córnea.

La conjuntivitis que se contagia entre perros es la que representa una enfermedad de tipo vírica. En este caso el poder de contagio es realmente importante, pudiendo trasmitir a otros perros e incluso a un ser humano.

El veterinario te dirá cómo tratar la conjuntivitis canina

La conjuntivitis canina es una enfermedad que puede tardar un poco en curarse del todo, pero combinando el tratamiento veterinario con los remedios caseros seguro que tu peludo recupera su dulce mirada.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.