¿Cuándo puede ser peligroso que te chupe tu perro?

perro negro con la lengua fuera

Todo el mundo sabe lo cariñosas que pueden ser nuestras mascotas, en especial los perros. Estos establecen un vínculo muy cercano con sus dueños y muchas veces demuestran su afecto a través de “besos” o mejor dicho, lametones y es que además de ofrecer amor cuando estamos contentos, los canes parecen percibir cuando estamos tristes o deprimidos y hacen todo lo posible (por ejemplo, chuparnos la cara) para levantarnos el ánimo.

¿Somos entonces malos dueños si no nos dejamos besar por nuestros amigos peludos?

perro negro con la lengua fuera

Pareciera que no es tan sencilla la ecuación, evitar los besos de los perros no significa no quererlos, sino que es una manera de auto protegernos. Pero ¿protegernos de qué? Nada más ni nada menos que de una batería que puede ser letal, la Capnocytophaga.

¿Qué es la Capnocytophaga?

La Capnocytophaga es una bacteria que vive en la boca de los perros. Está comprobado por estudios realizados por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que el setenta y cuatro por ciento de los canes presenta esta bacteria, que forma parte de su microbioma natural.

La misma puede generar infecciones en los humanos, como la que se desencadenó en el interior del organismo de una mujer de Ohio, a quien debieron amputarle las piernas  y los brazos luego de que su perro le lamiera una herida abierta, que permitió que la bacteria se propagara por el resto del cuerpo de su dueña.

La infección por Capnocytophaga, bacteria que también se encuentra naturalmente en los gatos,  ocurre sólo en raras ocasiones y predominantemente entre embarazadas, personas que sufren cáncer, bebedores de alcohol o bien entre quienes toman ciertos medicamentos como esteroides o los que han perdido el bazo, es decir, entre personas que tienen el sistema inmunológico debilitado.

Sin embargo y aunque los especialistas han destacado esta población como “de riesgo”, lo cierto es que la mujer de Ohio no cumplía con estos  criterios e igualmente se contagió. De todas maneras no es cuestión de obsesionarse, por ejemplo, pensando en todo lo que nuestro perro se lleva a la boca (basura, excremento propio y de otros animales, etc.) sino de estar atentos y prevenir, si deseas que tu mascota te siga lamiendo, pues al menos procura que no sea sobre una herida abierta.

Signos de alarma

Los signos  que debes tener en cuenta para saber si has sido infectado por el lametón de tu perro  son muchos y muy variados, puedes presentar tanto vómitos como diarrea y/o dolor de estómago, pueden salirte ampollas en la zona lamida,  enrojecerse, hincharse, doler o producir pus. A su vez,  puedes experimentar fiebre, dolor de cabeza y/o confusión.  Por último, otro síntoma posible es el dolor muscular o articular.

En general,  la aparición de estos síntomas ocurren entre los tres y cinco días del “beso”, pero hay casos en los que aparecieron luego de un día y otros, luego de 14. Es importante recordar que debes ir al médico de inmediato si notas algunas de estas reacciones en tu cuerpo, ya que es posible que te hayas infectado.

Consecuencias graves de la infección por Capnocytophaga

Existen complicaciones muchos más graves que los signos antes mencionados que también son producidas por esta bacteria, por ejemplo  gangrena (lo que le ocurrió a la mujer que le amputaron piernas y brazos), insuficiencia renal e incluso ataque cardíaco. Además, es válido aclarar que en algunas ocasiones suele ser letal y es que 3 de cada 10 personas infectadas mueren durante el proceso. Sin embargo y en el resto de los casos (la mayoría) un tratamiento con antibióticos es suficiente para recuperarse plenamente.

¿Cómo evito una infección?

perro siendo acariciado por su duena

La mordedura de perro suele asociarse únicamente con la rabia. Sin embargo, la realidad es que ésta, al igual que los lametones, puede provocar infección por Capnocytophaga. No dejes que tu perro o gato te lama una herida y si lo hace, lávatela con abundante agua y jabón rápidamente ¡Más vale ser precavidos que luego sufrir las consecuencias de un descuido! Presta también atención a cualquier síntoma extraño que notes los días posteriores.

Motivos por los que lame tu perro

Existen numerosas razones  por las cuales tu perro decide lamerse o lamerte, siendo éste uno de los comportamientos más representativos y cargados de expresión de todo can.

Para conocer el mundo

La lengua (y por consiguiente el sabor y la consistencia de los objetos y personas que a través de ellas pueden conocer) les sirve como medio para conocer el mundo.  En este sentido no sólo el olfato y la vista les sirven para indagar el ambiente que los rodea día a día.  Es por ello que si le regalas un juguete nuevo, lo primero que harán es chuparlo.

Para llamar tu atención

Los perros necesitan atención a todas horas. Por eso, si tu no se la estás prestando ¡Te lo harán saber con un chupetón diciéndote “Mírame, juega conmigo, estoy aquí”!

Porque asocia el lametón con respuestas positivas

Este punto está estrechamente relacionado con el anterior. Si siempre que te lame le devuelves una caricia, una palabra afectuosa o te pones a jugar con él, tu perro entenderá que lamerte tiene consecuencias positivas directas y lo repetirá sin dudarlo. En otras palabras, hace todo lo posible para buscar tu cariño.

Por una cuestión de sabor

Los especialistas han descubierto que a los perros les agrada el sabor salado. Por eso, aunque suene un tanto perturbador, puede que a tu perro le guste lo salado de tu piel, específicamente, de tu sudor.

Porque quiere probar lo que has cocinado

Si estás preparando la comida y tienes tus manos sucias con algún tipo de alimento, es más que evidente que el perro te querrá lamer para comer un poco de aquella delicia que estás cocinando. Por más que tú no te des cuenta de que tienes rastros de comida en ti, el increíble sentido del olfato de tu mascota lo sabrá sin dudarlo.

Porque te está limpiando

Al igual que su madre lo hizo con él cuando era cachorro, tu perro te lame a ti para mantener tu higiene. Es una muestra de aprecio ya que sólo lo hace con personas con quien tiene un vínculo especial.

Porque está sufriendo estrés o tensión

perro tumbado en el suelo lamiendose la pata

Otra razón por la que puede autolamerse un perro es porque quiere tranquilizarse o calmarse. Este comportamiento resulta eficaz para lograr este objetivo ya que libera endorfinas.

Porque se está curando una herida

Lamerse también puede ser una forma que tiene el perro de protegerse a sí mismo cuando se lastima, quitando suciedad y eliminando bacterias de su herida. Por ello, cuando lo veas hacerlo ¡No lo reprimas! Así que ya sabes que si tu perro te lame tiene sus motivos, pero tú también tienes tus razones para cuidarte de sus lametones. Tal vez puedes entrenar a tu perro para que muestre su afecto de otras formas que tengan menos riesgos para ti.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes