Enfermedades que hacen que un perro deje de ladrar

Ante cualquier comportamiento inusual en nuestras mascotas lo más apropiado es ser observador y llevarlo ante cualquier profesional de la medicina de ser necesario para obtener un diagnóstico oportuno y es que aunque muchas de las enfermedades que sufrimos las personas sean propias de los perros, es probable que algunas enfermedades que lleguen a padecer sean el producto de alguna mutación de una enfermedad combatida (de humanos hacia animales o viceversa) y por lo tanto, estos males puedan ser de cierta forma identificables y tratables.

Existen también otros casos en donde simplemente se trate de alguna incapacidad física de nuestras mascotas, como bien lo puede ser una anomalía en su forma de ladrar.

Razones por las que nuestro perro no puede ladrar

Por cuestiones inexplicables si nuestro perro presenta dificultades al ladrar o simplemente emite un sonido de ladrido poco usual, entonces lo más recomendable es que nuestro compañero se encuentre con un problema de índole anatómico, así que a continuación te comentaremos un poco sobre lo que hacer en este caso.

Un problema de ladridos se puede resumir a la laringe, específicamente a las cuerdas vocales y es que dadas lo gruesas que son las cuerdas vocales de los perros, estos pueden ladrar con una considerable fuerza.

Su laringe aloja ligamentos fijados a un cartílago, partes que con el debido flujo de aire y de presión pueden producir un sonido bastante potente.

Una de las explicaciones más simples de la tos en un perro es porque cierta cantidad de mucosidad se queda en las cuerdas vocales y hace que se produzca un reflejo de tos al hablar y emitir sonidos. Las afecciones en la garganta son causadas por problemas de esta índole dados que son los que en mayor escala pueden ocasionar ronquera o poca intensidad de ladridos.

Enfermedades que sufren los perros en la voz

Si bien es cierto que existen enfermedades que afectan a determinados órganos y funciones de la anatomía de un perro, también los hay para afecciones de la laringe.

Estos pueden ser problemas de índole infeccioso que perturben el funcionamiento de la caja de resonancia de los perros causando una perdida en la capacidad de ladrar; con la presencia de hongos, náuseas y tos (por lo general cuando el perro come o bebe).

Es por eso que un arnés puede reducir significativamente estos ataques a la laringe del animal y así evitar que este someta su garganta a una tensión considerable.

La laringitis

No es más que toda una inflamación del sistema de resonancia, algo que provoca ronquera, incapacidad para ladrar y hasta aforismo y su origen se puede deber a un exceso de tos o de ladridos. El origen de esta continua tos puede deberse a otras causas que no necesariamente tienen que relacionarse con una infección pero que de igual manera podría llevar a una.

Los tumores, inflamaciones en las amígdalas y tos de las perreras

Esta tos puede darse a consecuencia de infecciones en las amígdalas o cualquier otra zona de la garganta, tumores o tos de las perreras. Por tanto, para su curación es necesario tratar la causa primaria y será el veterinario el encargado de diagnosticarla y de disponer el tratamiento adecuado.

La parálisis laríngea

En los casos más extremos en donde el perro nunca haya pasado por un episodio prolongado de ladridos o de tos, pero que de igual manera haya perdido el ladrido,  entonces allí se ve un caso de parálisis laringe.

Aunque este caso solo se vea más presente en razas de perros grandes como el labrador, el Golden retriever, el setter irlandés o el san Bernardo, en razas como el Husky siberiano o el Bull terrier inglés, esta parálisis constituye un defecto hereditario.

Algunos de los síntomas de esta condición son el sonido similar a un rugido al inspirar durante y después del ejercicio, que acaba produciéndose también durante el descanso y en casos más extremos el ladrido simplemente se debilita hasta hacerse completamente inaudible y es aquí en donde se requiere de una intervención mucho más delicada para atender el problema.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *