Terranova

La raza de perro Terranova se encuentra entre los perros de tamaño gigante. Este perro muchas veces es confundido con el San Bernardo por su parecido físico y por su carácter, sin embargo tienen características físicas diferentes y destacan en rescate en agua y en nieve.

La talla divide a los perros en razas pequeñas, medianas, grandes y gigantes. Estas últimas no son las que más abundan, pero en definitiva son unas de las más amables, gentiles y valientes y que casi siempre han sido utilizados en la noble tarea de salvaguardar vidas.

Origen canadiense de la raza Terranova

Su aspecto gentil les ha hecho ganar un lugar en la historia y han sido profundamente apreciados por sus dueños. Las características de esta raza los inmortalizaron en personajes de la literatura infantil como Nana de Peter Pan del autor James Barrie. También ha sido una figura muy real como Seaman la mascota de los exploradores Lewis y Clark o Boatswain el Terranova de Lord Byron y cuyo epitafio es sin duda la envidia de muchos difuntos.

Esta raza no es para todo el mundo o cualquier espacio físico. Sus condiciones reclaman un cuidado y atención que difícilmente se puede conseguir en zonas urbanas y aunque tenerlos es garantía de fidelidad y cuidado, estos merecen que sus amos se informen lo mejor posible sobre sus necesidades.

El término Terranova es originario del inglés Newfoundland, un territorio que actualmente pertenece a Canadá y que era una colonia inglesa rica en pesca. Los habitantes del área y los nuevos ciudadanos consideraron que una raza fuerte de perro sería muy útil para ayudar con la pesca.

El Terranova resultó ideal ya que su fuerza y habilidades para nadar eran muy útiles. Por supuesto, esto se encontraba acompañado de un carácter calmado esencial para afrontar situaciones de riesgo sin desequilibrar su temperamento. Por esto también era ideal como perro de rescate.

La raza Terranova comparte características similares con otros miembros de la familia de los mastines, como el San Bernardo y perros de montaña como el Gran Pirineo. Su origen se remonta al siglo XVI cuando pescadores portugueses mezclaron los perros traídos por ellos dando origen al Gran Terranova.

Ambos tipos de perros eran utilizados para trabajos pesados que involucran el arrastre de redes y transporte de equipos. Para el siglo XIX ya existían varios Terranovas famosos y abundan las anécdotas de la valentía de la raza en labores de salvamento. A partir de 1914 la raza se mostró próspera hasta que con el inicio de la Segunda Guerra Mundial casi los llevó a la extinción.

Características

En su aspecto físico la raza Terranova es similar a otros mastines en lo que respecta a las piernas cortas, gruesas y pies palmeados ideales para el nado. La cabeza y el hocico es grande y el color de la trufa dependerá del tono del perro. Tiene los ojos pequeños, separados y de mirada dulce.

La estructura ósea de estos perros es realmente fuerte. Los machos de esta raza gigante pueden llegar a pesar entre 60 y 70 Kg con una talla aproximada de 72 ó 90 cm a la cruz. Las hembras son un poco más livianas y pesan entre 45 y 55 Kg.

El color que más abunda entre la raza es el negro, siendo aceptados los castaños, blancos con partes negras y el gris. Su manto es abundante y le cubre todo el cuerpo. La cola es fuerte, pesada y esta funciona como timón cuando nada. Tiene un pelaje impermeable de doble capa, siendo la externa más larga y lisa y la interna suave y corta. Ambas son más gruesas en verano que en invierno.

Carácter del Terranova

Estos perros poseen toda la gentileza en su carácter por los que han sido reconocidos. Su paciencia con los niños es infinita y lo acompaña una distintiva dulzura, ya que son dóciles y tranquilos por naturaleza. Si se educan desde cachorros socializan con otras mascotas y niños pequeños controlando los riesgos propios de su tamaño.

Esta raza es familiar por naturaleza, a pesar de su tamaño requiere de compañía y sentir que forma parte de la dinámica familiar. Requieren de espacio para ejercitarse y nada disfrutarán más que una buena zambullida en terrenos lodosos. Por supuesto, es todo un espectáculo ver su increíble agilidad en el nado.

Salud, cuidados y enfermedades

En condiciones ideales el Terranova puede llegar a vivir diez años. Es una de las expectativas de vida más cortas entre los perros ya que mientras más grande sea la raza la longevidad disminuye. Los cuidados son básicamente los mismos siempre dirigidos por un veterinario.

Es necesario realizar el control de vacunas y evitar los parásitos. La alimentación, como es lógico imaginar, no será algo barato ya que no solo comen bastante sino que también debe ser pienso o alimento de calidad para garantizar la salud de la mascota. Es un animal bastante grande y para nada se necesita que sea obeso, por lo que se deben controlar las raciones según su edad y actividad física.

En lo que respecta a la higiene es necesario acostumbrar desde cachorro a cepillarle los dientes con regularidad, aunque hay que decir que el baño no es una actividad que les desagrade y se puede realizar una vez al mes. Para realizarlo se puede optar por una peluquería canina o vivir la experiencia de un buen baño en el jardín.

Los problemas de salud típicos de la raza son la displasia de cadera y de codo condición a las que son propensas por su tamaño y peso. Los cálculos de vejiga conocidos como cistinuria es una afección de salud hereditaria para la raza. Por último, son propensos a una condición cardíaca conocida como estenosis. Este defecto de salud implica el funcionamiento incorrecto de válvulas cardíacas que pueden ocasionar muerte súbita a edad temprana.

Recomendaciones

La raza Terranova es realmente una de las más maravillosas del mundo. La lealtad, deseos de servicio y cariño que esta mascota proporciona es inigualable. Los perros profesan fidelidad y cariño con sus amos por naturaleza y eso es una afirmación con la que muchos están de acuerdo.

Es necesario ser un dueño responsable, poder proporcionar todas las necesidades que la mascota requiera. También la educación temprana es importante, ya que no poder controlar a una mascota de 70 kilos no es un escenario ideal. Estos perros no son violentos, pero su increíble fuerza sin control puede ser riesgosa si no se educan.

Te recomendamos:Cómo adiestrar a un cachorro

Los Terranovas son mascotas amigables, pero no traviesas ni juguetones. Tienen el carácter ideal para los niños por eso es que fue el modelo ideal para Nana de Peter Pan. Protege a los que quiere con su vida si es necesario por eso merecen toda la atención y el cuidado.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.